domingo, 3 de junio de 2018

El Bar Coruña y su bocata de calamares


Es el Coruña un Bar que forma parte de la historia de Santiago de Compostela y de su Universidad. Sabe Dios cuantos de sus estudiantes pasaron por su barra para disfrutar de un maravilloso bocata de calamares, o de tortilla, o de jamón asado y queso a la plancha, etc.

Yo llegué a Santiago en 1.968, y este Bar fue uno de los que primero conocí al llegar. En aquel entonces, para comer, lo mas próximo a la Facultad de Medicina, o a la de Farmacia, era el Coruña, para raciones o bocadillos, el Rois (Calamares y pollo asado) y el Tixola (Platos rápidos). Estos dos últimos hace años que han cerrado.

El Coruña lo regentaba su primer propietario Jose Viaño, que en 1988 lo traspasó, manteniendo los nuevos propietarios el modelo de local y la carta, asegurándose de esta manera el éxito, pues no se apreció diferencia alguna en la oferta y en su calidad. Sus calamares seguían siendo los mejores, sus bocatas mantenían sabor y estilo, las empanadillas lo mismo, etc.


La empanadilla, por ejemplo. es una masa bien gorda, rellena de carne encebollada, y pasada por la freidora. La venden al precio de 0,75€/unidad, y si uno se come un par de ellas, queda bien satisfecho. No es pesada, pero llena, algo a tener en cuenta si se desea probar alguna otra cosa y merece la pena hacerlo.


Los calamares, bien sea en ración o en bocadillo. De nuevo nos encontramos con una fritura muy bien resuelta, a la andaluza. Es decir, con un buen aceite de oliva, que no se deja se queme por el exceso de calor y que se mantiene limpio, procurando que al servir los calamares estos lleguen secos al cliente y no empapados en aceite, si además el calamar es de calidad, pues ya está.

¿Y los bocadillos? El secreto  está en el pan que usan. Se proveen de una panadería que les entrega un pan muy blanco, ligeramente menos horneado, lo que les permite darle un punto especial en la plancha prensada. De esta manera, el bocata de jamón, lacón  o bacon  y queso queda crujiente y caliente, lo que le hace especialmente apetitoso en el crudo invierno.

El pulpo, los mejillones, las zamburiñas, los berberechos, las navajas, los chipirones, la zorza, etc. tambien son platos muy bien preparados en esta casa, en la que además el servicio es atento y rápido, y el precio es moderado. Todos saldrán contentos de haber disfrutado de un buen tentempié.

El Bar Coruña esta en la Rúa da Raiña 17. Santiago de Compostela


Diccionario de los términos de la cata