sábado, 16 de septiembre de 2017

Cata de vinos de las Bodegas Luis Cañas y Pazo de Señorans en el Restaurante Nolita de Sanxenxo


Ayer tarde se celebró en el Restaurante Nolita de Sanxenxo una cata de vinos de las Bodegas Pazo de Señorans y Luis Cañas, un evento con el que los propietarios del Restaurante ponen el punto final a la temporada de verano.


Cinco son los vinos a catar, y cinco los platos con los que se van a maridar por tanto. Tras una breve introducción a modo de presentación a cargo de los tres intervinientes: Miguel por lo que se refiere a la parte culinaria, Javier en representación de Pazo de Señoráns y Fernando en nombre de Luis Cañas. Entra el primero de los platos:


  • Vieira curada en sal: leche de tigre de coco y maiz. Pazo de Señorans, vino joven 2016 y/o orujo blanco.
Quizás fuera este el mas complejo de los maridajes, pues ya me dirán como se puede emparejar la fuerza de un orujo blanco en boca, que seca de entrada el paladar, con el sutil sabor de la carne de una vieira. Otra cosa es el Pazo de Señorans de la mas reciente cosecha embotellada, pues la bien ensamblada acidez del vino y su frescura le vienen muy bien al plato.



  • Xurel ahumado, emulsión de "Pementos de Padrón" y codium. Luis Cañas 2014 D.O. Rioja.

Excelentes tanto el plato como el vino, que además emparejan muy bien. Texturas y sabores muy bien ensamblados.


  •  Guiso de Fabas tiernas de Nantes y mejillones. Pazo de Señorans Colección 2013, 100% albariño.
La simplicidad de la receta, no le quita mérito. Las fabes se pueden acompañar de  una gran variedad de ingredientes que le ceden su sabor, y el mejillón lo tiene, y es muy suyo. Las fabes en su punto y enteras, y con sabor al molusco, lo convierten en un plato muy de nuestras Rías. El vino que le acompaña, es de mayor complejidad y llena mas la boca. Buen equilibrio entre plato y vino.




  • Presa Ibérica en escabeche y jugo de piquillos. Pazo de Señorans, Selección Añada 2009.
En este caso la dificultas está en encontrar un plato que no quede oscurecido por el vino que le tocó en suerte en esta ocasión. Yo creo que el emparejamiento es el adecuado para que se quede un poco a la sombre, ya que el Selección Añada 2009 de Pazo de Señorans es uno de los grandes vinos gallegos. Hay que dejarle espacio para que se luzca y nos muestre toda su amplia paleta de colores en el paladar. Su complejidad de aromas y su largura en el paso por boca (esos orejones), es un vino para disfrutar.


  • Taco de Bonito soasado, con el caldo de sus espinas. Luis Cañas Reserva de la Familia 2011. D.O. Rioja.
A este plato le pasa lo mismo que al anterior, que a pesar de su buena elaboración y sabor, casi se agradece que se aparte un poco ante el vino de Rioja que le acompaña, también muy aromático y con excelente bouquet.



Como cierre una sorpresa nos tenían preparada: una caja de seis botellas de Luis Cañas Gran Reserva de 2008 para ser abiertas y degustadas por los presentes. Cuando Fernando nos presenta el vino, se refiere a el como Vino de Conversación o vino para conversar. La mayor parte de las veces, la sobremesa transcurre conversando con una copa de brandy, coñac o cualquier licor en la mano. De la misma manera, este es uno de esos vinos para disfrutar a pequeños sorbos, percibiendo sus aromas, disfrutando de algo excepcional. Acepto el término "Vino de Conversación" y lo añado a mi diccionario del vino.
Finalmente, quiero agradecer a Miguel, Javier y Fernando la buena tarde que nos han hecho pasar en esta cata  titulada "5 platos y cinco vinos".

Diccionario de los términos de la cata