lunes, 15 de mayo de 2017

SIDRA TRABANCO SE CONVIERTE EN LA MEJOR SIDRA DE 2016



El mes de mayo es el momento en el que la mayoría de las bodegas asturianas sacan su nuevo producto al mercado, el fruto de haber cosechado y fermentado las manzanas del pasado otoño.
Desde hace dieciocho años se celebra en Oviedo la “Preba de Gascona”, un evento en el que los asturianos degustan las nuevas sidras y se otorgan los premios a las mejores, en este caso de 2016.
Sidra Trabanco ha sido elegida ayer la mejor sidra del año por un jurado experto que durante la mañana probó las cerca de veinte sidras participantes.
Más de 7000 personas acudieron a esta cita anual donde se abre la temporada de la nueva sidra. Se llama la “Preba de la sidra de Gascona” a la prueba de la primera sidra recién sacada de los toneles y que se da a degustar popularmente en Gascona, una de las calles más emblemáticas de Oviedo, referencia del consumo de sidra en el Principado. Existen dos categorías, la popular en la que todo el mundo puede participar comprando por 3 euros el documento con el que se vota y la categoría profesional donde un jurado prueba una a una todas las sidras que participan y de entre todas sale un llagar vencedor. No es la primera vez que Sidra Trabanco se alza con el título ya que este lagar gijonés había resultado triunfador en los años 2010, 2011, 2012, 2013 y 2015.
La cata oficial en la que Sidra Trabanco resultó premiada estuvo guiada por Luís Estrada y el jurado de experto Maximino Villarrica, Gumersindo Martínez, Joaquín Cernuda, Severino Cueva y Agustín Rodríguez. Siendo Salvador Ondó el escanciador oficial como ganador del premio al mejor escanciador 2016.
Un año más y como viene siendo habitual, el certamen tuvo una gran calidad, ya que contó con la participación, además de la de Sidra Trabanco, de dieciocho llagares elaboradores más: Castañón, Cortina, El Gobernador, Fonciello, Foncueva, Herminio, JR, L'Allume,L’Argayón, La Llarada, Menéndez, Muñiz, Orizón, Peñon, Roza, Vallina, Viuda de Angelón y Viuda de Corsino.
Es cierto que el día acompañó pero cada vez son más y desde más lugares distintos las personas que acuden a esta cita sidrera siendo en esta ocasión más de 7000 las que por la compra de un vaso de sidra, que tiene un precio de 4 euros, pudieron degustar ayer la primera sidra del año.

Diccionario de los términos de la cata