lunes, 24 de abril de 2017

Las Damas españolas del vino (The Drink Business)


En un artículo publicado el pasado 9 de Enero en la prestigiosa revista de vino The Drink Business, firmado por Lucy Shaw, esta se hace eco de una serie de mujeres que han triunfado y triunfan en el mendo del vino, un mundo dominado por los hombres, pero en el que la mujer se esta haciendo notar y de manera destacada en algunos casos, gracias a su preparación, a su buen hacer y a su tesón en sacar adelante proyectos vitivinícolas que están siendo reconocidos por especialistas de todo el mundo, y cuyos vinos se sitúan de manera destacada en las cartas de los mejores restaurantes del mundo.
Dada la relevancia de la información, es por lo que traduzco el artículo y lo traigo a estas páginas.
Para una mujer, llegar a la cima de su profesión en un mundo del vino dominado por los hombres es bastante difícil - hacerlo en un país machista como España es aún más impresionante.
Mientras que algunas de las mujeres de nuestra lista, entre ellas María José López de Heredia y Mireia Torres, nacieron en famosas familias vitivinícolas y han trabajado duro para salir de las sombras de sus padres, otras han entrado en este mundo por pura pasión por el vino , alcanzando la cima por pura determinación y verdadero trabajo.
Desde María Vargas en Marqués de Murrieta hasta Begoña Jovellar en Vega Sicilia, estas mujeres son responsables de algunos de los mejores vinos del país y contribuyen a dar forma y dictar la fina narrativa del vino español.
Pensamos que era el momento de celebrar los logros de estas 15 pioneras, y al mismo tiempo destacar a cinco mujeres que se convertirían en las estrellas del futuro de la industria vinícola española. Estas son:
  • María José López de Heredia, de Bodegas López de Heredia.
  • Daphne Glorián, de Clos de Erasmus.
  • Cristina Forner, de Marqués de Cáceres.
  • Mireia Torres, de Jean León, del Grupo Torres.
  • Elena Adell, de Campo Viejo.
A ellas se suman Begoña Jovellar ( Vega Sicilia), María Vargas (Marqués de Murrieta), María Larrea (CVNE), y las dos enólogas de nuestra tierra cuyas entrevistas traducidas en partetraemos a La Buena Pitanza.
Katia Alvarez 
Después de dirigir el equipo de vinificación de Martin Codax por más de una década, Katia Alvarez sabe algo sobre Albariño. Sus trabajos con la uva incluyen un envejecimiento extendido de la misma uva Albariño y las tareas  de la cosecha tardía. Después de haber sido inspirada a seguir una carrera en el vino por sus padres, que hizo embotellamientos experimentales en casa, un título en ingeniería agrícola encendió su deseo de hacer vino a tiempo completo.
Apegada a que sus albariños expresen su origen, el afrontar la uva no ha carecido de desafíos. "La comprensión de la complejidad de Albariño ha sido difícil. Es una uva que tienes que manejar con cuidado para que alcance su máxima expresión, pero es una de las uvas más versátiles que conozco ", dice.
¿Quién o qué te hizo querer convertirte en enólogo? El mundo del vino siempre ha estado presente en mi casa. Nací en una familia en una pequeña aldea donde siempre teníamos viñedos y mi familia producía vino para consumo doméstico. Desde que era un niño ese mundo atrajo mi atención y me encantó. Cuando crecí decidí estudiar ingeniería agrícola. Visitamos una bodega en mi segundo año y me sentí enamorada de este trabajo. Ese día decidí que iba a ser una enóloga.
¿Cómo describiría su estilo vinícola?  Mi estilo se basa en el respeto. Siempre busco alcanzar el máximo potencial de una variedad respetando su tipicidad, las condiciones climáticas y por supuesto su propia individualidad de la trama de la que proviene. Después de todo, el vino nace en la viña.
¿Cuál es el único vino del que te sientes más orgulloso hasta ahora y por qué?  Martín Códax Vindel es un vino muy especial que proviene de un único viñedo donde la viticultura es extrema y Albariño muestra un perfil diferente al normal - es más maduro, más maduro, complejo y picante.
¿Ha sido difícil llegar a la cima de una industria dominada por hombres?  Es evidente que hasta ahora la industria vinícola ha estado dirigida por hombres, pero desde el primer día siempre he sido apoyada por Bodegas Martín Códax, donde he tenido la oportunidad de desarrollarme como enólogo y me han dado las herramientas para crecer y Crear mi propio equipo.
¿Cuál ha sido el mayor reto de tu carrera hasta ahora?  Tratando de comprender plenamente las complejidades del Albariño. Es una variedad que tienes que manejar con cuidado para poder mostrar su máxima expresión.
Desierto vino isla : Martín Codax Vindel - es la joya de mi corona.
Paula Fandino
Una de las principales damas de vino espumoso español, Paula Fandiño tiene por misión  el poner el Albariño espumoso en el mapa. Ella es la principal enóloga de Mar de Frades en Rías Baixas, conocido por sus botellas de color azul eléctrico; ella cree que Albariño tiene el potencial de eclipsar al Cava y que desde Galicia se pueden producir los mejores vinos espumosos de España.
La finca fue la primera en la región en desarrollar desde la uva Albariño,  su Brut Nature, lanzado en 2012. Un espumoso de Albariño  chispeante. Mar de Frades en Galicia nace con alrededor de 150 productores locales en el Valle de Salnès en Rías Baixas de los que se selecciona la fruta de Pequeñas parcelas de viñedos cerca de la costa atlántica. Desde 2009, Fandino ha estado experimentando con agitación de lías y envejecimiento en roble para explorar todo el potencial del Albariño.
¿Quién o qué te hizo querer convertirte en enólogo?  Desde que era una niña, me ha encantado trabajar con mis sentidos, especialmente el olfato y el gusto. También está en mis genes: mi bisabuelo cultivó variedades nativas gallegas como Albariño, Treixadura, Caiño y Sousón. Hace un siglo estas variedades de uva no eran valoradas en absoluto, por lo que era bastante inusual.
¿Cómo describiría su estilo vinícola? Soy un agrónomo, lo que significa que voy a trabajar con mi primer amor - las viñas. En la bodega, mi principal prioridad es proteger la vasta gama aromática de los mostos después de la fermentación de las diferentes cepas y uvas.
¿Cuál es el único vino del que te sientes más orgulloso hasta ahora y por qué? Probablemente Finca Valises, que está hecha de un único viñedo de viñas viejas. Desde la primera cosecha, he sido responsable del cultivo de las viñas allí. En el vino he intentado combinar juventud con madurez y traer elegancia y encanto desde un trabajo más intenso sobre las lías.
¿Ha sido difícil llegar a la cima de una industria dominada por hombres? Estamos acostumbrados a pensar que el mundo del vino está dominado por hombres, pero sobre todo en Galicia, hay muchas mujeres que han estado dirigiendo proyectos importantes, pero como han estado en segundo plano, no han sido necesariamente reconocidas por eso.
Las mujeres están subiendo a la prominencia ahora, después de haber saltado la barrera, que no es fácil, pero todo se reduce a estar comprometido con lo que haces.
¿Cuál es el aspecto más emocionante de la industria vinícola española en este momento?  Los vinos españoles están consiguiendo un gran reconocimiento internacional en este momento. Antes, el punto de referencia para los grandes vinos de Europa era Francia, pero ahora, la formación y el conocimiento de los sumilleres en todo el mundo ha permitido que los vinos españoles ocupen puestos de manera regular en las listas de los grandes restaurantes de América, Asia y Europa.
¿Qué vino te llevarías a una isla desierta? : Vega Sicilia Único 2001 - Me han dejado una botella en casa.

Diccionario de los términos de la cata