viernes, 24 de febrero de 2017

Sobre el deficit de etiquetado de los productos alimenticios

El deficit de información en el etiquetado de los productos alimenticios, y el exceso de azúcar en muchos de estos, son dos de los mayores problemas que acechan al consumidor.
Todo consumidor sabe que los fabricantes de los productos alimenticios envasados dan muy poca información de lo que nos están vendiendo. A veces, la que nos dan, la esconden empequeñeciendo la letra, o situándola en partes en donde es difícil de encontrar. No es fácil averiguar si un espárrago se cultivó en Perú, o China, y esto facilita que se intente vender como originario de Navarra lo que no es, pues  si es auténticamente Navarro si se destaca en el etiquetado. 
Con el hashtag #etiquetareal si encontramos casos en que se denuncia la mala información que en sus etiquetas tienen algunos productos.
Hoy me encuentro en la revista digital Magnet un artículo firmado por Mohorte (@mohorte), en el que se denuncia estos hechos, de los que me quiero hacer eco, porque la cosa es seria.
Nos cuenta Mohorte: "desde hace unos días, circula en Twitter un divertido meme a cuenta de la Nutella. ¿Qué pasaría si el envoltorio trasero mostrara exactamente la proporción de cada ingrediente por separado en vez de una etiqueta explicándolos? Que el azúcar, el cacao o las avellanas, junto a otros, se mostrarían en capas, y no juntos como en el preciado producto. Y que, en ese caso, podríamos comprobar a simple vista cómo el famoso cacao + avellanas a duras penas representa un 25% del producto total". Este es el Tweet, y nos muestra con claridad que si supiéramos esto, probablemente no echaríamos el producto en nuestra cesta de la compra.

Pero en el artículo citado se destacan otros productos en los que el ingrediente principal está presente, pero en trazas o en pequeñas cantidades, y esto si se aproxima al engaño. Las imágenes siguientes, nos muestran algunos ejemplos de lo lejos que están de ser lo que las etiquetas nos dicen que son.
1,2% de champiñón

Las etiquetas reales, son las de la izquierda

0,5% de bogavante

Paté con un 41% de atún

0,9% de quinoa

0,1% de avena

0,2% de alcachofa

4% de almendras

Como corolario a lo anteriormente expuesto, creo que merece la pena pararse mas a la hora de elegir el producto que necesitamos, evitando elegir aquellos que nos dan gato por liebre.

Diccionario de los términos de la cata