sábado, 2 de enero de 2016

Nos deja Manolo Chocolate. Permanece en nuestro recuerdo

Manolo Cores, descase en Paz.

Por si fuera poco para este año que muchos queremos dejar pasar cuanto antes, este se despide llevándose a Manolo Cores, Chef del Restaurante Chocolate hasta que este cerró sus puertas por jubilación en el año 2007, tras 38 años de una trayectoria de éxito reconocido en su tierra y fuera de ella.

Con el desaparece otro de los insignes cocineros de la "cocina tradicional de Galicia", en el que figuraban personajes como Los Vilas de Santiago, Simón de Cangas, Rotilio en Sanxenxo, Tomás de Neda, Alberto en Lugo, Sanmiguel en Ourense, Solla en Pontevedra, etc. Una generación irrepetible de cocineros que abanderaron una cocina basada en el producto de la tierra tratado con sencillez a la manera tradicional, y que tanto y tantas veces disfrutamos durante muchos años.
Manolo entró en la Guía Michelin por primera vez en el año 1974, y su primera estrella la recibió en 1980, manteniéndola durante 14 años hasta 1993.
Su restaurante fue visitado por múltiples personalidades del mundo de la política, las artes, las ciencias o el deporte, tal y como lo atestiguan las fotos que adornaban las paredes de su establecimiento hasta su cierre.
Yo lo recuerdo atravesando las salas de sus comedores con un chuletón ensartado en una especie de alabarda que llevaba con gracejo al hombro cuan marcial alabardero, y perorando con los clientes en amable charla, siempre vestido de impecable blanco. Era un tío simpático y dicharachero con un aire socarrón, y también era un maestro en el manejo de brasas y parrillas, para dar el mejor punto a cualquier pescado, marisco o carne, procedentes de lo mejor de  la despensa de nuestra tierra.

Diccionario de los términos de la cata