martes, 14 de julio de 2015

Editorial. Los Criterios -personales- para la recomendación de un producto, establecimiento o servicio en La Buena Pitanza


Muchas personas hacen recomendaciones de productos, servicios, tiendas, películas, etc. basadas en el conocimiento de estos por ser consumidores de los mismos, clientes, etc. En general, emiten opinión en base a su experiencia y conocimiento, que puede ser mayor o menor, con mayor o menor cualificación, pero lo hacen de manera razonada. Pero hay un poco de todo en este universo, y cada lector otorga un nivel de confianza y credibilidad sobre las opiniones recibidas, también según su criterio. Por otra parte, hay quien se pasa tres pueblos al hacer una recomendación sobre un producto o servicio que nunca ha probado, que no conoce, y peor si tiene otros motivos o intereses cruzados para emitir una opinión sin conocimiento de causa. Este no es mi caso. A esta o estas personas es facil identificarlas, sobre todo por aquellos que si lo conocen o probaron, y saben de lo que se está hablando.

En estas cuestiones, a mi me gusta la actitud del Presidente de Cantabria, el Sr. Revilla, al que le encanta recomendar los productos de su Región, sobre todo aquellos que tienen calidad y todos le reconocemos a este señor criterio por conocimientos y por que no recomienda nada que el antes no haya probado y calificado según su criterio. Es conocido que obsequia a muchas personas de otras comunidades anchoas de una marca de Santoña porque son sus preferidas, y la calidad del producto es alta, así como otros productos de la Región, pues a la hora de la verdad, el Sr. Revilla, yo mismo y todos tiramos para A Nosa Terra y defendemos lo nuestro como propio.

Pues a mi me pasa igual. Me encanta recomendar a quien me sigue productos de Galicia, y es que como en el caso de Cantabria, aquí de esta Tierra salen muchos productos alimentarios y de otra índole cuya calidad no es superada en otras regiones, tanto de España como fuera de ella. Nuestras conservas, nuestros productos lácteos , nuestros productos del campo, nuestras marcas, muchas de ellas de renombre, unas grandes como Estrella Galicia, Inditex, Conservas Calvo, Coren..., otras medianas como Feriaco, Martín Codax, Aceites Abril, de Orense, etc., y  la mayoría pequeñas, que sacan productos de altísima calidad y en pequeñas producciones muchas de ellas elaboradas de manera artesanal...Estas son mis preferidas.

Tenemos pequeños empresarios como La Familia Moscoso Moure, de Santiago de Compostela, padre, madre e hijo que diariamente elaboran hornadas de exquisitos y primorosos a la par que sabrosos panes de distinto tipo. Cerveceros como Saramagal en Barro, cuya cerveza fresquita me encanta. Bodegas como el Pazo de Arreten, que elabora, además de sus vinos,  un lujazo de Vermú, el St. Petroni que esta teniendo un exito y una expansión impresionante allí donde se da a conocer. Conserveros de la zona en que resido hay que elaboran conservas de manera artesanal, reconocidas ampliamente en el País y fuera de él, auténticas delicatessen elaboradas por Peña, Cortizo o Peperetes, y hay mas, mucho mas en esta Tierra, bodegueros medianos y pequeños cuyos vinos son ya apreciados en los principales mercados del mundo. Sirvan estos casos como ejemplo de lo que quiero expresar. Nada mas. 

Tenemos tanto y tan bueno, que estoy encantado de recomendar productos de mi tierra, lo que no quiere decir que desprecie o deslegitime la calidad de los productos de otras zonas, de las que salen cosas muy excelentes, y tampoco tengo reparo en estos casos, en que este determinado producto, servicio, establecimiento, o lo que sea que se lo merezca, yo pueda escribir sobre él en La Buena Pitanza u otros una reseña, recomendandolo  a quienes me leen que para que lo prueben  si tienen la oportunidad de hacerlo, pues no todo se puede conseguir, o hay la posibilidad de adquirirlo. Lo hago desde mi propio criterio, con honestidad, y con la finalidad de contribuir a separar el grano de la paja, pues lo realmente bueno, lo que destaca..., escasea y no suele ser muy conocido por la mayoría de los consumidores o potenciales clientes. Esta es mi contribución y mi única intención, y además en un tiempo en que ya estoy jubilado, y me entretengo y disfruto con ello.

Diccionario de los términos de la cata