lunes, 17 de febrero de 2014

Los panes artesanos Gallegos. Pan de tomate


Su aspecto es imponente, tanto por fuera como por dentro. Por fuera, la corteza es de color pardusco, salpicada por la blanca harina con un corte en cruz profundo que abre la corteza  en cuatro protuberancias a la manera de los pétalos de una flor.
Por dentro, la miga es de un color naranja brillante, esta luce luminosa  como si de un Sol se tratara. Es ligera, ligeramente alveolada, con buena hidratación y con un peculiar aroma.
En el primer día de vida, el pan es muy sabroso, con sabor peculiar. La corteza superior es delgada, mas en el centro en la zona que abrió en el corte y mas blanda. En el corte es mas grueso y mas crujiente. La corteza de la base es mas gruesa y firme.
Pasados tres días el pan aún se puede consumir sin ninguna manipulación si este se ha conservado adecuadamente. Si se le proporciona un ligero tueste , el pan recupera su crujir en la corteza, y con la miga caliente se le puede incorporar un unte con paré, o sobrasada. Si se le incorpora lonchas finas de jamón ibérico este se mostrará brillante por la toma de parte del calor del pan por parte de las grasas de la loncha.
Pasados seis días, el pan fue comprado un martes, y  hoy es Lunes la miga del pan aún mantiene un cierto grado de humedad, y el pan se mantiene sabroso en la miga y crujiente su corteza tras darle un ligero tueste.
En mi opinión, es una opción muy interesante para hacer con el tostas que incorporepatés y embutidos especialmente.


Este pan se puede encontrar en Santiago en las Panaderías de Moscoso Moure, si bien no lo hay todos los días. Lo mejor para asegurarse de que lo hay es llamar antes, y en tal caso reservarlo.

La Panadería está en la Rúa do Cuvelo 27. Amio. Santiago
Teléfono: 981 552 352

Diccionario de los términos de la cata