martes, 29 de enero de 2013

Restaurante Artabria. A Coruña


Artabria se ubica en pleno centro de A Coruña, muy próximo a la Playa y Estadio de Riazor. Es una zona de oficinas y negocios, por lo que se suele llenar a diario. Conviene portento, acudir con una reserva previa. Su cocina es de mercado, con un toque innovador, pero manteniendo la esencia de la cocina tradicional Gallega. Sus orígenes están en la Costa da Morte, por lo que sus pescados y mariscos, así como los productos que vienen del campo gallego son de calidad.

Hacía tiempo que no volvía por esta casa, que cuatro años atrás frecuentaba bastante por razones de trabajo. Se come bien, hay buen trato, y el precio es ajustado. Por ello es un establecimiento de garantía para levar a clientes a comer.

En este caso comparto mesa y mantel con dos compañeras de trabajo, para comer y charlar un rato con ellas.


Mientras ojeamos la carta, nos traen un aperitivo: "espuma de calabaza y queso". Ligero y con la presencia gustativa de los dos ingredientes. Buen comienzo.


El que sigue, es el plato estrella de esta casa. La "Cestilla crujiente de zamburiñas con crema de nécoras". Este plato es el que recordaba de mis anteriores visitas, el relleno de zamburiñas es perfecto y sumamente sabroso. La elaboración de la costilla, su fritura, y por ende su textura crujiente, están muy logradas. La salsa de nécoras que la acompaña es un excelente contrapunto. Los tres comimos este plato de primero y a los tres nos encantó.

Sanmartiño con vinagreta de langostinos y espárragos verdes


Bacalao al horno


Rape albarado con bacon y arroz cremoso de setas
Como plato fuerte tres pescados distintos pedimos cada uno, de los que todos probamos. Los tres estaban excelentes de punto y preparación. La sabrosa patata de Coristanco y las verduras del Sanmartiño, el arroz cremoso que acompaña al rape, el asado del bacalao, todo estaba rico y en su punto.

Mousse de chocolate blanco y negro con helado de mandarina

Tarta caliente de avellana con sorbete de fruta de la pasión

Frutos rojos helados con chocolate blanco caliente


Finalmente tres postres al centro de la mesa para que cada uno de nosotros enredara en ellos a discreción con su cucharilla. Los tres elaborados en la casa y a cual mas exquisito. Quizás el mas logrado de todos fuera el de la tarta de avellana, por la originalidad de la combinación, y por su sabor, si bien los tres estaban muy ricos.


El vino que acompañó esta comida es un tinto do Ribeiro VX 5 Cuveé Caco de 2006, hecho a partir de las varietales Sousón y Caíño. 20 meses de crianza en barricas nuevas de roble francés, para intentar afinar los intensos taninos de este vino, que dejan una leve astringencia final. 



La factura final asciende a casi 120 €. 40 euros por persona en una comida con un buen vino, es un precio razonable dada la calidad del servicio y de la comida servida. Y dado que además son superlegales, por indicación de Loly Llano, les otorgamos una Matrícula de Honor.

El Restaurante Artabria esta en: C/ Fernando Macías 28. A Coruña
Teléfonos: 981 26 96 46 - 981 26 70 17


jueves, 24 de enero de 2013

Don Tonho de Vila Nova da Gaia. Portugal


Hacía un día infernal en Oporto y en Vila Nova da Gaia. Teníamos la intención de acercarnos al Restaurante Don Tonho de Oporto para comer, pero las calles de su alrededor estaban todas levantadas, y ante la imposibilidad de dejar el coche en las proximidades, y para no coger una mojadura  importante en el transito hacia el, decidimos ir hasta el que tiene ubicado en la otra orilla del Río, y probar si teníamos mas suerte. Afortunadamente aquí si pudimos dejar el coche cerca y llegar al restaurante tras una corta carrera.

Este ocupa dos contenedores. Uno de ellos ampliamente acristalado en el que se ubica la sala, y que está adosado al modo de vagones de tren a otro que contiene la cocina.


El comedor disfruta de excelentes vistas sobre el Río Duero y la Ciudad de Oporto, disponiendo las mesas a un lado y al otro del contenedor, separadas por un pasillo central. Mesas bien vestidas y asientos cómodos.

Suponemos y nos confirman que el estilo de cocina es el mismo que el del Restaurante de Oporto, pero como mas tarde pudimos comprobar, su calidad es bien distinta, tanto en producto, como en su elaboración.

Pedimos un entrante para compartir, y dos segundos uno para cada uno de nosotros.

Alheira de casa
La Alheira nada tenía que ver con la que el día anterior habíamos probado en el Fangas de Coimbra. Mal presentada, con una fritura que había dejado empapada en aceite la pieza y con el acompañamiento de unas aceitunas que no se que pintaban en la fuente. El grosor de la pieza es lo que probablemente hace que la tengan que trocear, y al trocearla es por lo que lograr una buena fritura les sea mas complicado.


Como plato fuerte, mi mujer había pedido el Bacalao a la Portuguesa, y si bien este tenía buena pinta, no estaba bien resuelto. Segundo fracaso que hizo que casi todo es pescado quedara en el plato, y es que la pieza no tenía buen sabor. A parte de esto, la cebolla no estaba bien pochada, y únicamente se salvaron las patatas que en su mayor parte me comí yo y que estaban bien fritas. De nuevo las ubicuas aceitunas asoman entre las patatas.


Yo sin embargo, tuve mas suerte con mi Francesinha Don Tonho. Un rico y sabroso plato a base de pan de molde, salchichas frescas, jamón de york, carne y huevo, y queso, mas una salsa elaborada a partir de un caldo al que le añaden cueza, te de mostaza, salsa inglesa, brandy y mantequilla. Bueno, pues el resultado final es excelente. En apariencia parece una lassagna, pero no tiene nada que ver. El plato es fuerte y capaz de rendir a un buen comensal, pues acaba con cualquier apetito. Nunca  había probado este plato tan típico y popular de la cocina de esta zona del País vecino.


El postre de la imagen se podría suponer que un flan con nata aunque su apariencia es la de una nata sin flan. Aquí lo llaman Miminhos de Café, y es un flan de café que entierran bajo una montaña de nata de bote.


En fin, que la cocina de este Restaurante nada tiene que ver con la que un día degusté en el Restaurante del mismo nombre y del otro lado del Río. Y esta diferencia tiene que ver con una menos calidad del producto y una elaboración descuidada. Deberían de cuidar mas esto, pues contribuyen al desprestigio de la casa.
En cuanto a la relación calidad precio, esta no es buena debido al primer factor. 50 Euros por esta comida para dos sin vino, no es que sea barato. El servicio fue correcto, si bien ese día éramos los únicos a los que había que atender.

Don Tonho está en: Cais da Ribera. Vila Nova da Gaia.
Teléfono: 223744835



La Industrial abre sus puertas en Santiago de Compostela


Recién iniciado el año, un nuevo establecimiento nos abre sus puerta en Santiago de Compostela. Se trata de La Industrial, que viene a ocupar tras una importante reforma el local en que anteriormente se ubicó el Restaurante de Toñi Vicente.


Gonzalo Concheiro Jr. y su equipo han creado un espacio alegre y desenfadado en el que nos presentan de manera muy original su oferta para picoteos y comidas ligeras tan del gusto del comensal de hoy en día . Tostas, ensaladas, croquetas, alguna pasta, alguna carne y de momento, ausencia de pescados en la carta. Postres de manufactura casera y una oferta de vinos que si bien no es muy amplia, si está conformada por caldos de calidad bien elegidos.


Nosotros iniciamos la pitanza con unas croquetas de boletus, de jamón y de cabrales. La bechamel estaba muy bien elaborada en cuanto a su cremosa textura y sabor en cada una de sus variedades. Perfectamente envueltas y bien fritas, llegando a la mesa bien escurridas, secas y calientes. Perfecta la fritura.


Por detrás del las croquetas viene el ceviche de langostinos, muy rico y sabroso. 


Nuevo ejemplo de una fritura bien resuelta, en el pulpo frito. Buena y crujiente envoltura, que se acompaña de un alioli .


Los huevos poché sobre pisto vienen presentados en una cazuelita con su tapa, de hierro esmaltado. Excelente la confección de la crema holandesa en la que se sumergen los huevos. Llegan a la mesa bien calientes, gracias a que el recipiente mantiene muy bien su temperatura. Muy recomendable este plato.


Todos los platos muy correctamente presentados, llegando a nuestra mesa a intervalos regulares y justo para sustituir un plato por el siguiente, y bien servidos.


Los acompañamos Con un Rioja Tinto Crianza excelente: el Luis Cañas 2009. Un vino que en su pequeña vida ya ha sido reconocido con altas puntuaciones y varios importantes premios. En mi opinión, estamos ante uno de los tintos con mejor relación calidad/precio del mercado Español. Es por tanto un vino que estará a la altura de los platos mas exquisitos, y por un precio que no dispara la factura final de la comida, lo que es de agradecer.





Para rematar la cena con algo dulce, compartimos varios postres entre las seis personas que éramos. Y así, nos trajeron:

  • Flan de queso
  • Semifrío de queso con membrillo
  • Fondant de chocolate
  • Filloas rellenas de plátano bañadas en chocolate caliente
Todos ellos de excelente manufactura. No llegamos a la tarta de manzana por los pelos, por lo que para la siguiente queda.

El local es pequeño, y si bien se reparte por dos plantas, la de abajo está dedicada a un estar para tomarse una copa tras la cena. La barra suele estar concurrida, y es habitual encontrar personas esperando a que quede un hueco en las mesas. A pesar de todo, no es un sitio ruidoso, y se respira un ambiente tranquilo.


La factura no es muy alta, sino todo lo contrario. Comiendo lo que comimos y bajando dos botellas de un excelente Rioja Crianza, no llegó a alcanzar los 120 €, es decir que salimos a casi 20 € por persona, lo que está muy bien.
Estamos por tanto ante un establecimiento en el que se puede cenar muy bien, cómodamente, bien atendidos y por poco dinero. ¿Se puede pedir mas?

La Industrial esta en: Avenida de Rosalía Castro 24. Santiago de Compostela
Teléfono de Reservas: 881 973 917
Web: http://laindustrialbar.com/
E-mail: info@laindustrialbar.com


miércoles, 23 de enero de 2013

ACIO NUEVO RESTAURANTE REVELACIÓN EN MADRID FUSION 2013

Iago Castrillón y Eva Pizarro en su Restaurante Acio
La Restauración Gallega y especialmente la Compostelana están de enhorabuena, pues el Certámen Madrid Fusión en su actual Edición, ha distinguido al Restaurante Acio y a Iago Castrillón en particular, como Restaurante Revelación 2013. Iago, partiendo de una cuidada elección de los alimentos procedentes de la inigualable despensa de nuestra tierra, nos viene sorprendiendo constantemente con una serie de platos elaborados con imaginación y gran sensibilidad.
Finalmente se impuso a reconocidos y admirados restaurantes, como el del Hotel y Bodega Abadía de Retuerta (Valladolid), Apicius (Valencia), Acanthum (Huelva), Azafrán (Villarobledo), Canela en Rama (Linares) y Suculent (Barcelona). Ellos ennoblecen el mérito de nuestro cocinero, pues la decisión no ha debido de haber sido fácil para el Jurado.

¡¡Enhorabuena, pareja!! Os lo merecéis por vuestra perseverancia, y vuestro maravilloso trabajo.

lunes, 14 de enero de 2013

Las Grandes Superficies Comerciales y sus marcas blancas. Capítulo II


Hoy en el Diario ABC viene un artículo sobre las marcas blancas de los grandes hipermercados que abastecen a nuestros consumidores.
En dicho artículo, vienen a confirmar la presencia de numerosas marcas tradicionales que se distribuyen por los diferentes lineales de los establecimientos. Por supuesto que esto es así. Pero también se afirma que "desde 2007, la facturación de la marca propia de los supermercados se ha impulsado hasta un 7%. Los productos de marca blanca representan el 43,8% de la cesta de la compra, según datos del informe «Scan trends» y España se alza como el mayor consumidor de marca blanca de toda Europa". 

Como consecuencia de la crisis económica actual, se está produciendo en los consumidores un cambio en sus hábitos de consumo, que les lleva a elegir la marca blanca en vez de la tradicional por su precio mas bajo, sin pensar en muchos casos si la calidad del producto es equivalente, y sin tener en cuenta el lugar de su procedencia.
La consultora PWC afirma en uno de sus informes que "es probable que muchos consumidores, especialmente los de menores ingresos, sean reacios a volver a gastar más en alimentos y ropa a menos que vean importantes beneficios tangibles en hacerlo", o dicho de otra manera: este cambio de tendencia tiende a consolidarse firmemente.

LOS PROVEEDORES E INTER-PROVEEDORES DE MERCADONA

Son inter-proveedores aquellas empresas que fabrican los productos de marca blanca (Hacendado, Deliplus, Bosque Verde y Compi) de Mercadona. Estas superan el centenar, sobre un total de mas de 2000 de sus empresas proveedoras españolas. No cita la procedencia de sus productos (Frutas, hortalizas, pescados, mariscos, carnes, aceites, lácteos, etc). Si cita algunas conocidas marcas como Cidacos (enlatadora de guisantes y espárragos chinos o peruanos y elaboradora de salsas de tomate entre otros), Quesería Menorquina (fabricante de sus quesitos), o Casa Tarradellas (embutidos y pizzas) y otras, pero de todos es conocido que esta empresa es la que tiene mayor presencia de marca blanca en sus lineales de entre todas las demás.
Tiene como proveedores a La Española para sus aceitunas, a Lactiber, Covap e Iparlat para sus lácteos, Martinez para los embutidos, Alacant para los helados, Persan para los detergentes, y otros proveedores nacionales de productos de droguería.

EROSKI

Eroski, la empresa de alimentación perteneciente al Grupo Vasco Cooperativa Mondragón, viene trabajando bajo marca blanca desde 1977, ofreciendo hoy en día mas de 1600 productos en sus numerosos establecimientos.
También tienen como no, conocidos proveedores nacionales, como Gallo que les fabrica sus pastas, Puleva, que les proporciona los batidos y otros productos, etc. Tampoco se dice nada de la procedencia de sus productos, principalmente de los frescos.
Son algunos de sus proveedores:
La Menorquina(Helados), Celta y Río para las leches, Kaiku para los yogures, Lactalis, Nestlé y Dhul para los postres, Hotchland para el queso rallado, Carretilla para el tomate natural, las salsas, los pimientos del piquillo y los espárragos, Isabel para las conservas, Nestlé para las leches especiales, Hojiblanca para los aceites, Pompadour para las infusiones, Dulcesol para el pan de molde, Goullón para algunos tipos de galletas, De laViuda y Estepeña en turrones y polvorones, dulcesol para la bollería industrial, Damm para las cervezas o Freixenet como proveedor de cavas.

HIPERCOR, SUPERCOR Y EL CORTE INGLÉS

Pues mas de lo mismo también en estos centros comerciales. Si bien hay una importante presencia de marca blanca en este caso, el predominio es para la marca tradicional. En estos establecimientos, casi están todas las primeras marcas en los lineales, en mayor o menor medida según los gustos de los consumidores de la zona, y esto si es un hecho diferencial respecto a los otros centros, como que también hay una mayor presencia de productos frescos de procedencia nacional. El artículo de ABC cita como proveedores de esta empresa a Mahou para las cervezas de su marca blanca, a García Baquero como proveedor de sus quesos en lonchas, o a Chocolates Valor. También están Campofrío para el jamón york, o Gullón para las galletas.

En la misma situación que estos últimos, se encontrarían los centros de Carrefour y Alcampo.


Dicho todo lo anterior, nos reafirmamos en lo expuesto anteriormente. Y esto es que el producto nacional se está batiendo en retirada, presionado por los precios mas bajos con que entran los productos foráneos: la leche francesa y holandesa, la carne argentina o irlandesa, los espárragos, alcachofas o guisantes peruanos o chinos, los frutos secos turcos o norteamericanos, las frutas y hortalizas del norte de Africa, los bananos de Centroamérica que sustituyen al  plátano Canario, etc., todo ello provocado por la crisis actual.

En relación a estos países, aquí se paga el combustible o la energía a precios mas altos, los salarios son mayores, los impuestos al valor añadido aumentan, lo mismo que las cotizaciones sociales que son mas altas. Los precios de los piensos para el ganado suben, y no se llegan a cubrir siquiera los costes de producción, y así podríamos continuar durante un buen rato. 

Como consecuencia de lo anterior, cierran muchas pequeñas empresas mientras las grandes reducen considerablemente sus plantillas, y con ello se esfuma el empleo, aumentan las cargas sociales y el nivel del gasto, lo que obliga a elevar el nivel de endeudamiento para cubrir el déficit y por ello a dedicar mayores porcentajes del presupuesto para pagar la deuda contraída y sus intereses, provocando una disminución del efectivo circulante. Si disminuye el consumo, caen las ventas y desciende por ello de nuevo, la carga de trabajo de las empresas, debido a las crecientes dificultades para dar salida a su producción. Se plantean así mas despidos, lo que hace que aumente de nuevo el paro, contribuyendo así  al desequilibrio de las cuentas, también por la reducción de los ingresos por la vía de impuestos y tasas, a causa de la menor actividad comercial.

Para equilibrar el presupuesto, se proponen nuevos recortes sobre la educación, la sanidad, la investigación y el gasto social, lo que hipoteca el futuro de las siguientes generaciones y empeora las condiciones de vida de los mas necesitados, provoca la desaparición de la clase media (los mayores consumidores), y aumenta el nivel de pobreza de los españoles, y a la vez, se diseñan nuevos impuestos y se aplican nuevas tasas en sectores que antes estaban exentos de ellas, como la Justicia, los premios de Lotería, la dispensación de medicamentos o el uso de los servicios sanitarios..., y ya tenemos completamente enroscada sobre si misma a la serpiente que además, se está mordiendo la cola. Todo este embrollo se asemeja a un laberinto que no parece tener salida.

Todos los expertos señalan que una de las salidas posibles mas eficiente para revertir esta situación, es por la vía de la estimulación del consumo, y sobre todo del consumo del producto nacional. El Estado puede tomar medidas en este sentido, lo mismo que los Gobiernos Autonómicos, pero el consumidor puede hacerlo también consumiendo inteligentemente, procurando elegir los productos con origen nacional y los elaborados en el país cuando sea posible, aun a costa de un precio algo mas alto si este se lo puede permitir, pues en caso contrario, esta diferencia la vamos a pagar de una manera o de otra. Lo cierto es que todos tenemos que colaborar en la medida de las posibilidades de cada cual, en la reversión de esta tendencia. Si así lo hiciéramos todos, veríamos mas cerca la salida del túnel en el que nos encontramos en este momento.

domingo, 13 de enero de 2013

La procedencia de los productos de Mercadona, su marca blanca, y la crisis. Capítulo I





Mercadona es una de las empresas de alimentación mas importantes de nuestro país. Esta empresa importa muchos de los productos que venden en sus lineales de otros países, algunos de los cuales vienen incluso de muy lejos.
Por ejemplo: el aceite de oliva lo importa de Marruecos y lo envasa en Portugal, a pesar de que en nuestro país se produce un aceite de mayor calidad.
Nos quejamos de que España está en crisis, pero no nos damos cuenta de que comprando en los establecimientos de este súper empresario llamado Juan Roig estamos alimentando a la bestia y fomentando la destrucción del tejido empresarial de producción y transformación español. 

Mercadona, a pesar de ser una empresa “netamente” española y valenciana, no tiene ningún problema en saltarse a los agricultores de su tierra e importar directamente las naranjas de Argentina durante todo el año, saltándose la temporada de naranjas valencianas. 
Además, el aceite de oliva Hacendado, de muy baja calidad, lo envasa Sovena, una compañía ubicada en Portugal cuyo principal accionista es Roberto Centeno, casado con una hija del señor Roig. Este mismo Roberto Centeno ha comprado miles de hectáreas de olivares en Marruecos para Roig, que se preocupa mucho por el futuro de España y se atreve a opinar de cómo hacer las cosas públicamente, pero no se corta un pelo a la hora de llevarse la producción del aceite a Marruecos y su envasado a Portugal. Una parte del aceite se importa desde Túnez.

La consecuencia es una evidente reducción de calidad para ofrecer precios bajos, tal y como ocurre con el pescado, o con la progresiva eliminación de la charcutería tradicional de corte al momento, para dejarla sólo en una charcutería de paquete con un menor coste en todos los sentidos. Lo mismo pasa con la fruta, que se vende a granel y es de mucha peor calidad. Otro tanto ocurre con los cereales, fabricados en Francia. Mercadona tampoco le hace ascos a importar calabazas de Panamá, pero tal vez el caso más paradójico se da en la sección de pescadería. 


Vigo es el primer puerto de Europa por volumen de pescado descargado y que gestiona casi la mitad de la pesca en España. El pescado que se ofrece en los supermercados Mercadona no es fresco, y desde luego no es gallego, aunque haya entrado en barcos congeladores por el puerto vigués. En su mayoría se trata de pescado congelado procedente de África o América del Sur, y lo mismo pasa con los mejillones y las almejas, que en su mayoría son importados desde Chile, Francia o Marruecos, aun cuando Galicia es uno de los mayores productores mundiales de bivalvos.


Mercadona es la cadena con mayor importación de leche extranjera (sobre todo francesa y portuguesa) y la envasa como si fuera española. Se trata, pues, de una materia prima que entra en España a muy bajo precio y que Mercadona utiliza en sus puntos de venta como producto reclamo, a poco más de 50 céntimos el cartón, cuando la realidad es que los costes de producción de la leche y de toda la cadena transformadora superan ampliamente ese precio. Esa venta por debajo del coste real obliga a las empresas que compran la leche en España a pagar menos en origen si quieren competir con las marcas blancas. Se trata, pues, de una competencia desleal que obliga a cerrar las empresas que no entran por el aro. De hecho, en Galicia, Mercadona veta en sus supermercados marcas gallegas como Río y Larsa, generando un conflicto con el ganadero productor, que no saca del precio al que le compran la leche que produce, lo suficiente para cubrir al menos los costes de su producción.


Lo mismo sucede con la chufa de la Denominación de Origen de Valencia, con los turrones de las Denominaciones de Origen de Xixona y Alacant o con un producto tan básico como el arroz con origen en la misma tierra. No estamos hablando de cualquier producto. Hablamos de productos estrella de la región de la que Mercadona es originaria. Todo producto con Denominación de Origen y que puede “obligar” a pagar más a los productores es eliminado de los estantes para así permitir la entrada de productos extranjeros más baratos.

El caso de la chufa es muy representativo, ya que Mercadona vendía entre el 40 y 50% de toda la horchata que se vende en España, con lo que la eliminación de la chufa valenciana de los estantes supone una condena a muerte para los pequeños productores. De esta forma, se trae chufa africana a bajo coste, cuya calidad no tiene nada ver con la chufa valenciana.

¿A que ya no merece tanto la pena comprar en estos establecimientos? Parece claro que no contribuyen tanto como se piensa al crecimiento de nuestro País, ya que si bien crean puestos de trabajo cuando abren un nuevo supermercado, también estrangulan a un buen número de pequeñas empresas, o a buena parte de los pequeños productores o ganaderos a los que ahogan con los bajos precios que les ofrecen por lo que producen, y que les obligan a echar el cerrojo por no poder aguantar las pérdidas y mandar a sus trabajadores al paro. Pero finalmente, también hay que añadir que los demás tampoco es que sean mucho mejores a la hora de utilizar estas prácticas.


La solución quizás pueda estar en que los consumidores finales pongamos mucha mas atención a la hora de elegir los productos que retiramos de sus lineales y que van a parar a la cesta de nuestra compra.

Elijamos productos nacionales. Son de calidad, están mas controlados, y sobre todo son nuestros productos. Salen de nuestras cosechas, de nuestras pesquerías, de nuestra ganadería. Los transforman y preparan nuestros empresarios con trabajadores muy cualificados, y están sometidos a estrictos controles sanitarios y de calidad. Es posible que sean un poco mas caros..., pero dan trabajo y riqueza al País. 

Con esta pequeña modificación en nuestros hábitos de compra, como consumidores ayudaremos a que España salga antes de la crisis en la que se encuentra.

Diccionario de los términos de la cata