viernes, 27 de diciembre de 2013

Restaurante Manso (Santiago de Compostela)


Dentro de las recientes aperturas del Ensanche Compostelano, le llega el turno al Restaurante Manso, el cual ocupa las instalaciones que antaño fueron ocupadas por el prestigioso Restaurante Anexo Vilas, y que tras sufrir una importante reforma en sus instalaciones, se encuentra disponible para su nueva clientela.
A cargo de los fogones se encuentra Alberto Lareo, cocinero de sólida formación y amplia experiencia con maestros de postín, como Toñi Vicente, Eneko Atxa, Marcelo Tejedor, J. Maximin o J.F Piege, hasta llegar a esta casa.
Su propuesta de carta es sencilla, y esta basada en el producto procedente de Galicia de alta calidad. Y así, como proveedores de carne tienen a la familia Cochón de Bandeira, abasteciéndose para lo demás del excelente Mercado de Abastos de Santiago.
Proponen 3 menús, denominados Raíces el primero de ellos, A la Brasa el segundo y Pica-Pica el tercero, que ofrecen al precio de 25€, 32€ y 22€ por persona, a los que se puede añadir una botella de 1/2 Litro al precio de 3€/persona.
También es posible organizarse un picoteo a la carta, en que que se pueden encontrar ensaladas, marinados (son especialidad), fritura, mas las consabidas carnes y pescados del día. Elaboran también los postres en la casa.

La mesa monta cubiertos y platos sobre salvamanteles, como suele ser habitual hoy en día en los Restaurantes sin mayores pretensiones. El servicio es rápido y atento. En la presente ocasión, ocho somos los comensales para los que se decide el siguiente picoteo que seguirá a las aceitunas gordales aliñadas:


La empanada del día elaborada en la casa y que era de lacón y pimientos. Masa bien resuelta y zaragallada sabrosa con una excelente pinta.


Brochetas de calamares con patatas chips. Se aprieta el limón que corona la brocheta sobre el calamar y directo a la boca. Una curiosa presentación. Bien frito el calamar, si bien un poco frío a la hora de comerlo.

A este plato le sigue una ventresca de bonito de Burela a la plancha de la que no dispongo de foto. Una pieza de un kilo de peso aproximadamente, y que estaba sabrosa, pero con un exceso de plancha que la secó un punto, culpa nuestra por olvidarnos de pedirla poco hecha, pues a alguno de los comensales le gusta casi cruda.


Llega el turno para la carne roja procedente de la carnicería de Bandeira, y que se presenta fileteada. La carne viene falta de maduración en cámara, pues hay que molturarla un rato en boca antes de tragarla, viene también un poco fría, si bien su punto de asado es correcto, y con la sal marina ya añadida, pero en el centro de la pieza, y sin disponer de sal en la mesa, como suele ser habitual.




Dos postres compartimos, un flan con nata elaborado en la casa, y unas brochetas de frutas en mojito, curiosamente presentadas en una botella abierta por el eje. Mejor el segundo postre que el primero.


Una botella de cava y un tinto crianza de Rioja acompañaron la presente pitanza. El coste total de la misma fue de 183 €, lo que nos da una media de 23 /persona, lo que la sitúa ligeramente por encima de locales de similares caracteísticas y próximos, por su ubicación en El Ensanche.

El Restaurante Manso se encuentra en: Avda. de Vilagarcía 21. Santiago de Compostela
Teléfonos: 881 959 657/ 646 875 016
E-mail: reservas@mansorestaurante.com
Web: http://mansorestaurante.com/

Diccionario de los términos de la cata