martes, 2 de abril de 2013

Ze Manel dos Ossos. Cocina regional Portuguesa en Coimbra


Estamos ante una casa de comidas curiosa cuando menos. Es un local muy pequeño, con pocas mesas, muy juntas. Los clientes se sientan en banquetas. No hay la mas mínima comodidad en este pintoresco lugar, pero no para de llegar gente que intenta hacerse un sitio para comer en el, casa imposible salvo para los que ya están sentados y alguno mas que espera de pie en el pasillo a que quede una mesa libre, cual es mi caso. Casi 40 minutos de espera hasta que pudimos disponer de una pequeña mesa para cuatro, pero finalmente lo conseguimos.


La cocina con mobiliario de acero y la parrilla se encuentran al lado izquierdo, mientras que en el derecho y en el fondo del local se disponen las mesas. De paredes y techo cuelgan cientos de papeles con notas escritas a mano dejadas por personas que anteriormente comieron en Ze Manel con mensajes del tipo "Aquí estuve yo..." o "te quiero Manolita" o "pedid el chorizo que está muy bueno".

acarta es amplia, pero la oferta no tanto, pues algunas cosas no las tienen. En nuestro caso nos recomiendan unos cogumelos (setas), unas alubias con jabalí para rematar con un bacalao a la brasa y los postres. Una botella de Tinto del Duero nos acompañará a lo largo de la comida.


Los cogumelos son champiñones de buen tamaño guisados con carne de cerdo. Están sabrosos, por lo que pronto damos buena cuenta de ellos, dada el hambre que traemos.


Mejor estaban las alubias pintas con jabalí y morcilla, calientes tiernas, caldo bien hecho y las habas pintas enteras. Un plato bien sabroso y contundente donde los haya. Notable.


Por fin le llega el turno al esperado bacalao a la brasa. Una pieza no muy gruesa, pero bien desalada y en su punto justo de asado en la brasa de carbón vegetal con la que se preparó. La carne estaba jugosa, con la lasca brillante. Acompañan al pescado unas patatas asadas, y la cebolla con las aceitunas como guarnición, todo ello en abundante aceite de oliva virgen.


Llega la hora del postre y para ello compartimos tres mousses, de chocolate, de leche tostada y de frutos secos, todas ellas esponjosas y sabrosas sin estar demasiado dulces.

Al final la espera y la incomodidad del local mereció la pena, pues la comida no estuvo nada mal, fuimos atendidos estupendamente y toda la pitanza incluido el vino salió por 59 €, es decir, a 15 € por persona.

Para quien se quiera acercar por Ze Manel dos Ossos para comer o cenar, mas vale que venga temprano, pues en esta casa no se aceptan reservas y cuando ya están sentadas 28 personas a comer, ya hay que esperar turno.

Ze Manel dos Ossos se ubica "nas traseiras do Hotel Astoria".
Rúa Beco do Forno 12. Coimbra
Teléfono: +351 239 823 790

Diccionario de los términos de la cata