jueves, 24 de enero de 2013

Don Tonho de Vila Nova da Gaia. Portugal


Hacía un día infernal en Oporto y en Vila Nova da Gaia. Teníamos la intención de acercarnos al Restaurante Don Tonho de Oporto para comer, pero las calles de su alrededor estaban todas levantadas, y ante la imposibilidad de dejar el coche en las proximidades, y para no coger una mojadura  importante en el transito hacia el, decidimos ir hasta el que tiene ubicado en la otra orilla del Río, y probar si teníamos mas suerte. Afortunadamente aquí si pudimos dejar el coche cerca y llegar al restaurante tras una corta carrera.

Este ocupa dos contenedores. Uno de ellos ampliamente acristalado en el que se ubica la sala, y que está adosado al modo de vagones de tren a otro que contiene la cocina.


El comedor disfruta de excelentes vistas sobre el Río Duero y la Ciudad de Oporto, disponiendo las mesas a un lado y al otro del contenedor, separadas por un pasillo central. Mesas bien vestidas y asientos cómodos.

Suponemos y nos confirman que el estilo de cocina es el mismo que el del Restaurante de Oporto, pero como mas tarde pudimos comprobar, su calidad es bien distinta, tanto en producto, como en su elaboración.

Pedimos un entrante para compartir, y dos segundos uno para cada uno de nosotros.

Alheira de casa
La Alheira nada tenía que ver con la que el día anterior habíamos probado en el Fangas de Coimbra. Mal presentada, con una fritura que había dejado empapada en aceite la pieza y con el acompañamiento de unas aceitunas que no se que pintaban en la fuente. El grosor de la pieza es lo que probablemente hace que la tengan que trocear, y al trocearla es por lo que lograr una buena fritura les sea mas complicado.


Como plato fuerte, mi mujer había pedido el Bacalao a la Portuguesa, y si bien este tenía buena pinta, no estaba bien resuelto. Segundo fracaso que hizo que casi todo es pescado quedara en el plato, y es que la pieza no tenía buen sabor. A parte de esto, la cebolla no estaba bien pochada, y únicamente se salvaron las patatas que en su mayor parte me comí yo y que estaban bien fritas. De nuevo las ubicuas aceitunas asoman entre las patatas.


Yo sin embargo, tuve mas suerte con mi Francesinha Don Tonho. Un rico y sabroso plato a base de pan de molde, salchichas frescas, jamón de york, carne y huevo, y queso, mas una salsa elaborada a partir de un caldo al que le añaden cueza, te de mostaza, salsa inglesa, brandy y mantequilla. Bueno, pues el resultado final es excelente. En apariencia parece una lassagna, pero no tiene nada que ver. El plato es fuerte y capaz de rendir a un buen comensal, pues acaba con cualquier apetito. Nunca  había probado este plato tan típico y popular de la cocina de esta zona del País vecino.


El postre de la imagen se podría suponer que un flan con nata aunque su apariencia es la de una nata sin flan. Aquí lo llaman Miminhos de Café, y es un flan de café que entierran bajo una montaña de nata de bote.


En fin, que la cocina de este Restaurante nada tiene que ver con la que un día degusté en el Restaurante del mismo nombre y del otro lado del Río. Y esta diferencia tiene que ver con una menos calidad del producto y una elaboración descuidada. Deberían de cuidar mas esto, pues contribuyen al desprestigio de la casa.
En cuanto a la relación calidad precio, esta no es buena debido al primer factor. 50 Euros por esta comida para dos sin vino, no es que sea barato. El servicio fue correcto, si bien ese día éramos los únicos a los que había que atender.

Don Tonho está en: Cais da Ribera. Vila Nova da Gaia.
Teléfono: 223744835



Diccionario de los términos de la cata