sábado, 29 de diciembre de 2012

Clasicismo en la cocina tradicional Gallega en Casa Simón . Cangas do Morrazo


Hace muchos años que no vuelvo por esta casa, de la que no olvidé en ningún momento ni sus excelentes mariscos ni lo sabrosos guisos, ni la cercanía y el humos de Pepe Simón.
Casa Simón era uno de los baluartes de la cocina gallega de los años 70 y 80, aquella que hicieron famosa los Amigos de la Cocina Gallega, grupo de cocineros de nuestra tierra de los que formaba parte, junto con Manolo Cores "Chocolate", Pepe Solla, los hermanos Vilas de Santiago, El San Miguel de Orense, el Alberto y La Barra de Lugo, el Cíes y el Puesto Piloto Alcabre en Vigo, el Ponteareas de Madrid y el Rías de Galicia de Barcelona. Todos estos magníficos cocineros sobre la base de los productos de nuestro mar y de nuestra tierra consiguieron elevar a la cocina de Galicia hasta cotas muy altas. Pepe Simón y su familia desde Casa Simón hicieron una importante contribución a esta causa.
Es cierto que hoy la cocina transita por otros caminos, pero seguimos necesitando el poder disfrutar de una buena caldeirada, de una ricas almejas a la marinera como de un sencillo pulpo a feria, que siguen siendo los platos de nuestra vida.


Por ello estoy muy contento de regresar con mi mujer y unos amigos a esta casa que sigue tal cual, y poder así recuperar los sabores de antaño, los que tanto gustaban a mis padres, que en paz descansen.


Como no podía ser de otra manera, nos preparamos para disfrutar del mejor marisco de la casa y de sus guisos de pescado, acompañados de un buen vino, por lo que le echamos un vistazo a la carta de la casa en la que nos encontramos un divertido dibujo hecho por uno de los componentes del grupo vocal Golden Apple Quartet en una visita datada en 1996, en el que ensalzan, como no, los excelentes mariscos de la casa.


La empanada troceada de atún y los camarones de fuerte color y excelente presencia van pidiendo sitio en la mesa. Muy rica la empanada, e impresionantes los camarones. Grandes, rpietos de carne y muy muy sabrosos. Se ve que los pequeños debían de ser mas pesados, porque se fueron al fondo de la fuente.


De buen tamaño la centolla de la Ría, llena de coral y con un exquisito caldo. Con ella enredamos un buen rato hasta dejar solo las káskaras, como mandan los cánones.


Tras el marisco, los guisos que compartimos entre los seis comensales de nuestra mesa. El de rape viene en primer lugar en su cazuela de barro, y con gran colorido y despliegue de ingredientes. Huele de maravilla y ya estamos repartiéndolo para su disfrute.




Acabada la cazuela, ocupa su lugar el guiso de rodaballo salvaje presentado en una besuguera. En apariencia parece un poco pasado de horno, pues las rodajas de limón vienen absolutamente quemadas, y efectivamente el plato se malogró por el exceso de calor al que se le sometió. Una pena pues el pez era de muy buena calidad.

Unas disculpas por el error cometido y la amabilidad de Ana Simón hicieron que la pena se nos pasara pronto.


Una postre y unos cafés pusieron punto final a la pitanza. A finales de Enero volveré a esta Casa con la Cuadrilla del Percebe para hacer la ruta 3 de dicho marisco. La que nos llevará desde Cangas do Morrazo hasta A Guarda, pasando por Vigo y Bayona. Pero eso será otra historia que aún está por suceder. Para entonces le recordaré a Ana que el pescado nos gusta poco hecho.
El coste de esta comida fue de 60 € por comensal.

Casa Simón está en: Calle de Pepe Simón nº 2. Cangas do Morrazo. Pontevedra
Teléfono: 986 30 00 16
Web: http://www.casasimoncangas.com/origenes.html
E-mail: restaurante@casasimoncangas.com

Diccionario de los términos de la cata