viernes, 2 de noviembre de 2012

Restaurante y Tapería A Moa (Santiago de Compostela)


Está A Moa en la Rúa de San Pedro, por la que entra el Camino de Santiago en el Casco Viejo de la Ciudad que lleva a los Peregrinos hacia la Catedral, fin de su largo viaje.
Desde afuera uno no tiene idea de lo que hay tras la puerta, que mas parece la puerta de una vivienda que la de un restaurante, pero tras ella se esconde un bonito y agradable local, alargado y un tanto estrecho, pero suficientemente amplio como para que se dispongan las mesas de tal manera que el cliente se sentirá cómodo.


Tiene una terraza con jardín en la parte trasera que da al camino de Belvís, y que en verano es una delicia de rincón para estar tomando un vino o comer al aire libre.
El local en si, se distribuye por dos plantas, la superior con bar de tapas, y en la inferior se encuentra la sala con las mesas para comer y la cocina.


Mi primera experiencia con este local fue al contratar una comida para 45 personas para una celebración familiar, que fue una estupenda decisión por dos razones: la primera por la elección del menú que fue todo un acierto, pues encanto a todo el mundo sin excepción, y mas cuando por aquel entonces -hacía poco que habían abierto- nadie   conocía este sitio.
La segunda, por el exquisito trato dispensado por el personal a cargo, a todos mis invitados, que fueron colmados de atenciones. Un bonito local, un día expendido, una buena comida con un excelente servicio. ¿Se puede pedir mas?
En esta segunda ocasión, voy con mi mujer a comer, que hoy no hay ganas de cocinar en casa. Y de esto quiero hablar.  De lo de comer, no de las ganas de cocinar. Comenzamos.
  • El Pulpo a Feira


Hay que probarlo, pues este plato cuando está bien resuelto, es de los que anima repetir una vez tras otra la visita. Y vaya si lo estaba. En su punto de cocción, buen aceite y pimentón del bueno, palillo y pan, y a darle hasta que se acaba o se pide otra ración. Buen pulpo, si señor.

  • Ensalada de bacalao. 
Una buena y gruesa pieza de bacalao fresco, en el punto justo  de cocción, bajo la que se escondía la ensalada, con un aliño bien resuelto una vez mas. Un plato fresco para un día caluroso.


  • Cazuela de Ovos con Ibérico.
Yo vi pasar una cazuela como esta, y ya no me pude resistir. No es que el plato tenga nada de especial, desde un punto de vista gourmetológico, es que simplemente estaba muy bueno. Los auténticos huevos de corral (nada mas hay que ver el color de la yema). El Jamón de pata negra de verdad (también el color lo delata), y lo que no se ve, porque está debajo son las patatas panaderas, de la Tierra,  estupendamente fritas, que terminan de redondear uno de los platos que a mas personas gusta. 
  • Frutos en almibar y cremoso de queso

Es otra ensalada, pero esta vez para el postre y de frutas bañadas por un almíbar que no estaba empalagoso y sobre la que esta la bola de cremoso. Una sabrosa y fresca combinación, ideal para este día de verano.
  • Sorbete
Lo es, aunque parezca otra cosa, con una textura particular, pero con un sabor muy rico y con una estupenda presentación.
  • El Vino: Tarabelo. Tinto de la D.O. Ribeiro


Un vino elaborado con Caíño longo, Sousón, Ferrón Araúxa y Mencía. Estamos ante un vino distinto, de mucha capa, intenso complejo y redondo. Una excelente compañía para esta comida.
 981 971

Y todo ello por el precio que se ve, aunque no muy bien, Poco mas e 30 Euros por persona. Una relación calidad/precio mas que aceptable.
Y como con, con el mimo con que Flor, Lolo y el resto de las  personas que trabajan en A Moa dispensan a sus clientes. 

A Moa está en: Rúa de San Pedro 32.
Teléfono: 981 071 818


Diccionario de los términos de la cata