jueves, 2 de febrero de 2012

Bistró Bermeo. Es restaurante del Hotel Ercilla, de Bilbao

Fachada del Bistró Bermeo

     El Hotel Ercilla es uno de los grandes hoteles de Bilbao, el cual a sufrido recientemente una gran remodelación, aun no rematada. En este momento se encuentra en reformas el principal restaurante del hotel, dando en este momento servicio al hotel su Bistro. A mi me encantaba en restaurante del hotel, en el que además de cómodo y bonito, decorado en un estilo con aire marinero, estupendamente atendido, u con una carta de cocina tradicional vasca de la que he disfrutado en las numerosas ocasiones en que me alojé en este hotel por razones de trabajo.

Comedor del Bistró Bermeo

     El Bistro, con acceso tanto desde la calle como desde el hotel, con su barra repleta de suculentos pintxos, era lugar de visita obligada a media mañana para tomar un tentempié, y este también ha cambiado su aspecto en lo que se refiere a su comedor, permaneciendo la barra igual que como estaba antes.

     La semana de nuevo vuelvo a comer a este restaurante, tras cinco años desde la visita anterior. En principio, la intención era de comer en el Restaurante del Hotel, pero este estaba aun cerrado por la reforma, por lo que me quedo en el Bistró. Este está muy concurrido, pues a el acuden a comer muchas personas que están trabajando en las cercanías. Hay alguna cara nueva, pero aun reconozco a alguno de los que trabajan en ella.

    Yo vengo con el mono de bacalao al pil pil, y con una sopa de pescado y marisco, eso es lo que voy a comer. Mi acompañante solo quiere una menestra de verduras. Una botella de Matarromera de 2008 y un postre, y a correr...

Sopa de pescado y mariscos

      Sabrosísima la sopa bien caliente, lo que se agradece en un día tan frío, pues devuelve el calor al cuerpo. Bien de tropezones tanto de pescado como de marisco. Una excelente entrada a la que le dio un notable.

Bacalao al pil pil

     Tras el bacalao al pil pil del Riojano de Santander llega este. Una pieza procedente de un bacalao excelente, y muy bien tratado, tanto en el trabajo previo para que tenga el punto justo de sal, como en la preparación de la pieza la cual estaba muy jugosa, con la carne brillante y unas lascas que se separaban con facilidad. El la salsa del pil pil que lo acompaña tiene una textura espesa y un rico sabor, pero le falta eso que le da el que se construya poco a poco con el agitar de la cazuela. Cuando se hace por el método tradicional el resultado es diferente y mucho mejor. Hoy en día pienso que esto es posible cuando se lo hace uno mismo, y entiendo que se elabore metiendo la máquina en los restaurantes, pues se trata de un plato muy solicitado y que daría muchísimo trabajo hacerlo agitando cazuelas encima del fogón. Un notable al plato por la calidad del pescado y el punto dado a este.

El postre

     Una gran pieza de un pudding acompañado de nata cierra la presente pitanza. Un aprobado.



     La atención durante la comida fue la adecuada, sin grandes tiempos de espera entre platos a pesar de que estaba lleno, lo mismo que la barra. La relación calidad precio esta descompensada por el segundo factor. El nivel de ruido era alto, por la cantidad de gente y la proximidad de las mesas. Yo espero con ansia a apertura del restaurante del hotel una vez acabada la remodelación.

Relación calidad/precio: regular (50 €/persona)
Tienen un buen menú del día que sale mejor en esta relación.

Bistro Bermeo. Restaurante del Gran Hotel Ercilla.
C/ Ercilla 37. Bilbao
Teléfono de reservas: 94-4705700

Diccionario de los términos de la cata