sábado, 31 de diciembre de 2011

La Cocina de puchero Canaria. La Garbanzada y la Ropa Vieja Canaria


    Cruzamos de sur a norte el interior de la isla de Gran Canaria por una tortuosa  y estrecha carretera de montaña, admirando los paisajes volcánicos que han dejado profundos y hermosos valles. Miradores en las alturas desde los que se divisa una buena parte de la isla, e incluso las islas vecinas, como Tenerife y su Teide por ejemplo, desde los que hemos sacado numerosas fotos para el recuerdo. Y ya una vez rebasado el mediodía, iniciamos el descenso hacia el oeste con la intención de acercarnos hasta Agaete, y desde allí iniciar el regreso por la autovía que circunda la otra mitad de la isla, y de paso buscar un sitio poco turístico en el interior para comer, y si pudiéramos, degustar la cocina tradicional. De pronto nos encontramos una casa de comidas, y como ya se nos pasaba la hora, pues decidimos entrar. Un bar a la entrada y un rústico comedor tras una puerta con una parrilla en un lateral es lo que vemos.
     Nos ofrecen de entrada carnes o pescados al grill, pero preguntamos por algo mas de la tierra, y nos dicen que han preparado el día anterior dos guisos de pota, una Ropa Vieja y una Garbanzada, y es con ambos con lo que decidimos comenzar. Un pescado para mi pareja y para mi rematará la faena, junto con un vino del país.

La Ropa Vieja Canaria

    La Ropa Vieja Canaria está hecha a base de garbanzos, papas, carne de pollo y ternera, y un sofrito de cebolla, pimiento y tomates. La que degustamos estaba muy rica, con las garbanzos enteros pero muy tiernos. Es un plato contundente, pero mas ligero que la garbanzada. Sobresaliente para el plato.

La Garbanzada
     La Garbanzada es como una fabada, solo que en vez de fabes lleva garbanzos; o como la Ropa Vieja Canaria, pero sustituyendo el pollo y la ternera por la chacina del cerdo. Leva chorizo, lacón, tocino y oreja ademas de los garbanzos. Hay quien le añade carne de vaca y quien no. El resultado es un rico guiso de nuevo, mas grasiento que la Ropa y por lo tanto mas pesado. Tanto en uno como en otro caso, volvemos a encontrarnos con dos ejemplos de lo que es la amplia y sabrosa cocina tradicional de puchero del País. De nuevo Sobresaliente.

Fogonero al Grill con papas y mojo rojo
    Del Grill de esta casa nos viene un pescado procedente de las aguas Canarias de curioso nombre: Fogonero. Nos ponen una pieza de la parte del abierto, lo que sería la ventresca en el bonito, la carne es jugosa, ligéramente grasa, y la lasca es gruesa y se separa con facilidad. El sabor es peculiar, suave pero recordando en parte a la carne del túnido. La textura también. Las inevitables paras con mojo acompañan a este. Un notable alto para el plato.



    La comida estuvo acompañada por un vino de la zona, procedente del cercano pueblo de Antenara, de nombre Vega de Acusa, vino hecho a partir de uvas Nistán Negro. Un Vino de capa media, color rojo picota, ligero aroma a frutos negros, y vino suave en su paso por boca, con persistencia media.

   Un Flan de la casa con nata dejó para el final el sabor dulce que siempre debe de permanecer.

    En resumen: en lugares tan turísticos como las Canarias, es mejor para degustar de la cocina tradicional alejarse de los centro mas concurridos por foráneos y transitar por lugares mas alejados y tranquilos para acceder a la auténtica gastronomía local. Siempre merece la pena.

   

Timanfaya y El Restaurante Asador El Diablo

"La Tierra del Fuego", del Parque Nacional de Timanfaya (Lanzarote)
 
    Impresiona el recorrido por a Tierra del Fuego del Parque Lanzaroteño de Timanfaya, de tal manera que, si no fuera por el cielo azul, parecería que deambuláramos por otro planeta absolutamente inhóspito. Al amplio abanico de colores ocres y negros de tierras, polvo y basalto, los numerosos cráteres, la escasa vegetación nos impresiona fuertemente.

El Pozo del Diablo

    El recorrido por el parque se inicia y acaba en una construcción en la que se puede contemplar los sifones de vapor cuando se les alimenta de agua, y el pozo del diablo, convertido en grill por mor del calor que desprende el basalto caliente del fondo, el cual está a unos  400 º C de temperatura. Desde el fondo al borde del pozo hay unos 5 metros,  y sobre este se deposita una parrilla en la que se colocan los alimentos para su asado con el calor que desprenden las entrañas de la Tierra. Y ante el aspecto que iban adquiriendo las viandas puestas a asar, y el olorcillo que desprendían mientras curioseábamos y les sacábamos foto tras foto, pues decidimos esperan a que se terminaran de hacer para pasar al comedor y entrar a degüello probando un poco de todo.

El Comedor
    Pasamos a la sala, elegimos una mesa pegada al amplio ventanal para disfrutar de las vistas mientras tomamos un vino de la tierra.

 

   Nos decantamos por un Tinto Vega del Yuco, de las Bodegas del mismo nombre, hecho con uvas de la variedad Listán negra y con una ficha de cata en la cual reza lo que sigue: "Vino elaborado con uvas de la variedad Listán Negra. De color rojo rubí, limpio y brillante. Aromas intensos a frutos rojos y negros, especialmente a moras. Fresco, de buen boca, largo y muy agradable en el postgusto".
 
   Y así, a pequeños sorbos, esperamos a que el calor del diablo termine de hacer las viandas. Un poco de todo va a venir, empezando por la media docena de sardinas frescas del día procedentes de la flota costera de la isla.

   El pollo asado y el solomillo vendrán posteriormente, y al final cerraremos con algo dulce para postre, siguiendo la tradición de mi familia, de naturaleza golosa por genética.

    Ya llegan primero las sardinas con un aspecto excelente. La carne está jugosa, si bien no tienen tanta grasa como las sardinas del xeito gallegas allá por San Juan.

Se puede ver el fondo que desprende el calor

    La textura también parece algo distinta, puede ser debido a la distinta procedencia y algo también al calor recibido en el grill.


    El pollo asado de la misma manera estaba jugoso y en su punto, pero la piel estaba blanda, no se churrascó por el calor recibido, por lo que ya pensamos que esto era debido a la distancia habida entre la fuente de calor y la piel del alimento. Por cierto preguntado el maestro asador si me podía decir la temperatura que la parrilla recibía en la boca del pozo, este desconocía el dato. Curioso que no lo supiera por tener poca curiosidad.

     
     La pieza de solomillo que vino a continuación, media hora estuvo al calor del pozo, estaba la carne tierna y mas pasada de como a mi me gusta, que es poco hecha. La superficie estaba tostada por el calor, pero no churruscada, sino mas bien blandita. Tradicionalmente en la parrilla no infernal se le da a la carne un golpe de calor para que cierre y no pierda el jugo, quedando churruscada en superficie y sin hacer en el interior. En este caso no es así. La pieza no se cierra y si se deja hacer poco a poco. Conclusión: el -Diablo te asa pero no te churrasca. Es un alivio.

    Un flan con nata de postre cierra esta infernal pitanza, que no estuvo mal. No es para tirar cohetes, pero, ¿es que acaso se pueden tirar cohetes por algo que se asa en el infierno? Dejemoslo, que a lo mejor la pregunta tiene respuesta.




El Restaurante El Diablo se encuentra en el Parque Nacional de Timanfaya.

Calificaciones:
Entorno: magnífico
Comodidad: Buena
Atención y servicio: Bueno
Aseos: Bueno
Relación Calidad/precio: normal

viernes, 30 de diciembre de 2011

Restaurante El Marinero. Arrieta (Lanzarote)

Entrada del Restaurante

     Llegamos a esta casa por un anuncio sobre las Jornadas de la Enogastronomía del cerdo canario en las que participaban, y tras la visita al Museo del Cactus, Los Jameos, etc.


Vista del comedor desde la barra
La Barra
    
    Se trata de un pequeño y agradable restaurante asentado encima mismo del oceano. Nos pusieron en una mesa al lado del ventanal, y mientras tomamos una cervecita fresca, nos toman nota de lo que íbamos a comer. Pedimos unos entrantes que estaban exquisitos y muy bien presentados, un pescado y una ración de cerdo negro asado que compartimos. Raciones mas que suficientes y muy bien presentadas.


Pulpo con Papas arrugás...
    El entrante consistió en "Pulpo con papas arrugás, crujiente de batata frita, embarrados con mojos rojo y verde".  Pulpo en su punto de cocción como si lo hubiera hecho una pulpeira de O Carballiño. Los mojos que lo acompañan le dan al resto de ingredientes el punto que en Galicia se le daría con el aceite y el pimentón. Estamos ante la variante Canaria del pulpo con cachelos gallego. Un notable alto.


Cherne con verduras en tempura y papas

    El cherne como pescado autóctono que es, pero de roca es un pescado exquisito que venía limpio de toda espina, en su punto de plancha y muy bien presentado y preparado. Las verduras con la tempura bien resuelta. Un notable para el plato.

El asado de cochino negro Canario

    "El cochino negro Canario asado con salsa de miel de Palma y gratinado de papas", que nunca antes habíamos probado, estaba realmente exquisito. No es como el como el cochinillo Segoviano, pues la pieza procedía de un bicho de 20 kilos de peso. La preparacion, el adobo y el asado son distintos, y el resultado es muy diferente, pero muy bueno encontrando la carne muy tierna y sabrosa, si bien la piel estaba muy dura debido a su grosor. El suave gratinado de papas que acompaña al cochino combinaba muy bien con este. Un notable alto para el plato. Nos gustó la experiencia.

Torrija con helado de plátano Canario
    La Torrija que pedimos para cerrar la pitanza estaba perfectamente elaborada y el helado casero de plátano tenía una textura y sabor perfectos. Otro notable para el postre.

    
    El trato fué excelente, así como la relación calidad/precio, pues 25 € por persona eliminado el vino es un precio mas que estupendo para una comida con esta calidad en la elaboración. Es de los mejores sitios de la Isla para saborear su auténtica y típica cocina. Merece la pena visitarlo, pero hay que reservar, pues es muy pequeño. 

El Marinero está en la Calle La Garita 60, en el pueblo de Arrieta (Lanzarote)
Telefono: 928 848 382.

Un Restaurante: El de la Cofradía de Pescadores de Agaete (Las Palmas). Un plato: El Arroz con Bogavante

Arroz con Lubrigante
 

 El Local de la Cofradía de Agaete, dispone de una terraza Cerrada con lonas en la primera linea del muelle del puerto de Agaete. No es un sitio cómodo, pero la foto que acompaña este post da una pista de cual es la razón por la que merece la pena acercarse a comer el arroz con lubricante de esta casa, y es que aunque uno se fije, el arroz no se ve. Está..., pero no se ve porque está escondido por debajo de las káskaras. El arroz en el punto de cocción y todo lo que además se necesita para darle el rico sabor, acompañado de un Malvasía Isleño, hacen de esta humilde casa un lugar de privilegio para degustar este marisco. Los arroces conviene encargarlos previamente.

Restaurante De la Cofradía de Agaete está en: Muelle Pto. Nieves 0. Agaete. Gran Canaria
Teléfono: 92 855 4190

Comer en Casa Carmelo. Playa de Las Canteras. Las Palmas

    No hacia precísamente buen tiempo en el día del que nos ocupamos en este post, por lo que decidimos desplazarnos a Las Palmas desde el Sur de la isla donde se encuentra nuestro Hotel para darle una vuelta a la Ciudad. Y en ello andamos, cuando llegada la hora de comer y ya que nos encontramos paseando por la Playa de las Canteras, decidimos buscar un Restaurante  en la zona. Hay cantidad de locales, la mayoría anunciando a los turistas el menú en múltiples lenguas, pero nos llama la atención dos lugares, uno al final del paseo, La Marinera, que parece especializado en productos del mar, y cerca de este, en una primera planta vemos un grill que está repleto de gente que parece ser de la ciudad, sin turistas aparentemente, y decidimos entrar en el.



    Nos acomodan en una mesa al fondo del local, pero alejada del bullicio de los clientes que abarrotan la sala. Al entrar pasamos por delante de las parrillas de camino a la mesa y ya nos percatamos de que acertamos de pleno en la elección.

Puntillas de Calamar

   Rápidamente nos atienden (después haré un comentario del servicio) para recoger la minuta, y a los cinco minutos mas o menos ya aparecen los primeros, una abundante ensalada de lechuga, tomate, canónigos, huevo, aguacate, cebolla roja, espárragos y surimi, fresca, correctamente aliñada y muy sabrosa. Al tiempo llega la ración de puntillas de calamar, excelentemente fritas.

Punta de solomillo de vaca
Detalle del corte de la pieza
      No ha transcurrido mucho tiempo desde que retiraron la loza de los primeros, cuando nos traen el plato de carne, que es una punta de solomillo de una res que procede del Uruguay.   La carne es muy roja, de hebra gruesa, como se corresponde cuando se trata de una pieza adulta, pero muy tierna por el tratamiento dado manteniendo la carne congelada el tiempo necesario para romperle la fibra. La papa arrugá, el pimiento asado, la sal maldón y los mojos rojo y verde acompañan al sabroso manjar.

Ensalada de Frutos Tropicales

     Para dejar un sabor dulce en la boca, rematamos la pitanza con una ensalada de frutos tropicales muy fresca, que quizás pudiera mejorar con una mayor variedad de frutas en la misma.

     El agua mineral y un Matarromera de 2008 nos ayudaron a bajar la comida como Dios manda.

     Anuncié que iba a hacer un comentario sobre el servicio de camareros de esta casa. Si lo tuviera que definir con una única palabra, esta sería profesional, pero altamente profesional. El número de camareros era suficiente para este local muy concurrido, pero es que funcionan como los músicos de una orquesta. Según están atendiendo, están al loro de que alguien esté requiriendo su atención, acudiendo de inmediato. Atienden a una mesa pero mirando a su alrededor. Las menús se desenvuelven con rapidez, y la rotación de comensales por mesa es alta, pues siempre tienen en la barra gente esperando, y todo con una sonrisa en la boca. Hay camareros que se les nota que llevan muchos años en la casa, lo que es bueno. Pocas veces tiene uno la oportunidad de contemplar tanta eficiencia. Felicito al gerente por ello.
    En cuanto al local, decir que las mesas están muy juntas, y el ruido de voces es alto, pero a pesar de ello, merece la pena.
    La carta de vinos es amplia con predominio de los caldos de la Rioja y la Ribera del Duero, y los precios están contenidos.



    La relación calidad/precio es buena.


Casa Carmelo está en el Paseo de Las Canteras 2.
Las Palmas de Gran Canaria.

Teléfono: 928  46 89 27      y    928  46 90 56

Web:www.lamarineraycasacarmelo.com

E- Mail:jonicamar@terra.es

jueves, 29 de diciembre de 2011

Taverna Mediterán. En el Hotel Meliá Coral de Umag (Croacia)

    El Hotel Meliá Coral es un establecimiento de 5 estrellas ubicado en la costera localidad de Umag (Istria), a escasos kilómetros de la frontera que separa Croacia de Eslovenia. Es una zona muy turística frecuentada principalmente por centroeuropeos e italianos, además de la gente del país que viene en busca de Sol. No es una zona de playas, pero si está dotada de una buena y creciente infraestructura vacacional.

El comedor de la Taverna Mediteran

    En el hotel, en el que estamos alojados, hay un restaurante a la carta llamado Taverna Mediterán, al que decidimos acudir para cenar el último día antes de abandonarlo para variar un poco el estilo de la cena en el buffet del establecimiento qua ya empieza a agotarnos después de varios días, y por la curiosidad que nos entra al conocer que sirven un menú degustación sobre la base de la cocina Istriana.

   Nos proponen un menú maridado con una serie de vinos con el siguiente orden:


  • Aperitivos, acompañados de un Muscat Kozlovic 2010.
  • Octopus Carpaccio, al que acompaña un Malvasía Kozlovic 2010.
  • Gnocci con venado. Tagliatelle con gambas. Les acompaña un Malvasía Degrassi 2010.
  • Solomillo con trufas y vegetales al Grill, se sirve un vino Cabernet Sauvignon Terre Rose 2007, de las bodegas Degrassi.
  • Cierra como postre un Cake de Peperoncino, con un chupito de Whisky Chivas de 18 años.
    La propuesta es ciertamente espléndida, y poco a poco nos disponemos a disfrutarla con toda la atención para nosotros, pues en ese momento éramos los únicos clientes presentes en la sala.

El Carpaccio de Pulpo

Tagliatelle y Gnocci

El Solomillo con Trufa y Verduras
    Exquisitamente preparado el Carpaccio con un adobo suave que dejaba saborear tanto el cefalópodo como las verduritas que le servían de acompañamiento.
     En lo que se refiere al plato de pasta, Istria es una Región próxima a Italia, y que durante décadas estuvo bajo el dominio de la Ciudad de Venecia, por lo que su cocina mantiene una fuerte influencia de la cocina Italiana. No es de extrañar la presencia y el arte en el manejo de las pastas, como bien pudimos comprobar en este caso.

     En cuanto a la pieza de solomillo, muy tierna y bien tratada en el Grill, es de destacar por la presencia de uno de los ingredientes presentes en el plato, y que no es otro que la trufa, o trufas, pues venían encima de la pieza finas rodajas de trufa blanca y trufa negra. Es bien sabido que esta tierra es una de las principales procedencias de trufa, junto con Eslovenia. Se puede adquirir en mercados y tiendas, y en estos a veces se pueden ver ejemplares de un tamaño extraordinario. El sabor de esta acompañando a la carne es muy peculiar y agradable, sobre todo cuando se ofrece en abundancia el ingrediente.
     Una mención especial para el Cabernet Sauvignon Terre Rose reserva de 2007. Un vino aromático, de gran cuerpo, potente y de paso largo, con sabor a frutos negros maduros, que nos indica que en esta tierra, sitien se producen principalmente buenos vinos blancos, también salen de ella excelentes tintos a tener en cuenta.

Cake de Peperoncino
     El Cake de con el que se ponía punto final a esta espléndida cena era un sabroso y denso bizcocho bañado pon el chocolate fondant que le daba un punto de amargor.

      De la atención, con dos camareros a nuestro servicio, pues estuvimos solos, que se puede decir...
 


      En cuanto a la relación Calidad/ precio, pues dada la composición del Menú ofrecido, creo que es mas que razonable.
      Como se puede ver en la imagen de la izquierda, 972 Kunas importó la factura lo que al cambio viene a suponer unos 135 €, por un menú degustación en el Restaurante a la Carta de un Hotel de 5 estrellas. Yo pienso que esta bien.

      Alguien dijo alguna vez que "Si no duermes en un Restaurante, ¿Porque vas a comer a un Hotel?". A este respecto, pienso que Taverna Mediteran del Hotel Meliá Coral es un buen motivo para afirmar que hoy en día se come en muchos hoteles a nivel de los mejores Restaurantes, y en la cadena Meliá hay unos cuantos de estos ejemplos.

Taverna Mediteran del Hotel Meliá Coral está en:
Jadranska 66. Katoro. Umag. Istria (Croacia)
Teléfono: (385) 52 701000
E-mail: melia.coral@solmelia.com


Restaurante Plavi Podrum en Opatija (Istria)

Restaurant Plavi Podrum

    Plavi Podrum es un pequeño y agradable Restaurante situado en el Paseo Marítimo de Volosko, próximo a la turística y opulenta localidad de Opatija, a su vez cercana a la Ciudad Istriana de Rijecka. Está regentado por Daniella Kramaric, y está considerado como uno de los mas altos exponentes de la Cocina Istriana (en 2008 entro en la lista del Top 100 de The Best Restaurants of The World). Su cocina es de mercado, y en ella destacan las elaboraciones de los productos frescos frescos del mar y de la huerta. Arroces y pastas entran a formar parte de su carta, acompañada de una amplia selección de vinos Istrianos y foráneos.






    En nuestro caso acudimos mi pareja y yo a la noche para una cena ligera, pues llevamos unos días con la tripa cargada por culpa del buffet del hotel y demás pitanzas. Por ello Daniela nos recomendó un pescado de roca de cuyo nombre croata no me acuerdo pero que parecía una lubina por sabor y textura, el cual nos lo preparó de dos maneras diferentes.









 Mientras esperamos, nos sirven unos ricos aperitivos, y tras estos dos dan a probar una serie de aceites de la zona de excelente calidad, algunos de ellos aromatizados, procedentes de las almazara de   
la zona, y cuyas imágenes se pueden ver arriba.



      Para acompañar los aperitivos, nos recomiendan un Kozlovic 2009, un vino blanco hecho con uva Malvasía muy típica de esta zona Istriana, muy aromático, potente de sabor pero de paso fácil, al que le sigue otro mejor, también de Malvasía y procedente de la bodega de Gianfranco Kozlovic, llamado Santa Lucía. Un vino mas matizado que el anterior, muy abrutado y mas suave, con un punto de acidez, y que nos ofrece Daniella para acompañar el pescado, y que fue una gran elección como después pudimos comprobar.

El pescado se acompaña de un Foié en este caso...



 
    Pero volviendo a los pescados, ambos estaban en su punto justo de plancha, lo que les daba una adecuada textura a la carne, dejando que las lascas se separen con facilidad mostrando el brillo del pescado jugoso.

La fruta da el contrapunto en este otro.


    En la primera de las dos imágenes se percibe que el Foié recibió mas calor del que precisaba, pero sin llegar a estropear el plato. En el segundo de los casos, la combinación de sabores agridulces de los acompañamientos nos proporcionó un mayor número de sensaciones gustativas, pero en ambos casos el resultado final fue del agrado de ambos, sitien hubo división de opiniones a la hora de elegir cual de los dos nos gustó mas, pues mi pareja prefirió la elaboración con las frutas, y yo la del foié.



    En cuanto al servicio y a la atención proporcionada, decir que fue inmejorable. El ambiente muy tranquilo, y la relación calidad precio aceptable. El oste de la cena ascendió a 628 Kunas (84,86 €) incluidos los impuestos y el servicio.

Plavi Podrum está en: Supilova Obala 12. Volosko. Opatija. Croacia.
Teléfono de reservas: (051)701 223.

Diccionario de los términos de la cata