martes, 28 de junio de 2011

Un Restaurante: La Criolla (Valladolid). Un plato: Suprema de bacalao con tomate confitado.

Espacio dedicado en La Criolla al escritor Vallisoletano en el comedor que lleva su nombre.
     La Criolla es uno de los mas conocidos y reconocidos Restaurantes de Valladolid, tanto por la calidad de su tapeo en barra, como por las elaboraciones que su carta ofrece. Hoy quiero mencionar uno de sus mas logrados platos que no es otro que la Suprema de Bacalao con tomate confitado.


Suprema de Bacalao con tomate contitado    
     Es una receta muy sencilla, pero cuya dificultad esta en lograr el punto exacto de cocción y de sal del pescado para que este esté perfecto en textura y sabor. Esto es lo que Paco Martinez y su staff de cocina logran siempre. La tajada de bacalao, de buen grosor, limpia, y en su punto de sal que permite apreciar todo el sabor del pescado. El punto de cocción que hace que se vea la lasca brillante y con aspecto consistente y jugoso, así como que esta se separe con facilidad del resto de la pieza. Las verduras de acompañamiento al punto, y el tomate confitado con color, textura y sabor perfectos para subirlo con el tenedor o la pala a la lasca y llevarlos juntitos a la boca. Una delicia.

Tres piezas de Bombón del Seri
    Pero ya que me he puesto a la faena, en este caso no me resisto a la tentación de hacer un comentario sobre el entrante que degusté, y que en el plato del menú son tres piezas de lo que en la barra se sirve como tapa, y que es el Bombón del Seri, ganador del Pincho de Oro en el Concurso de Tapas de Valladolid del año 2004, y que consiste una elaboración en la cual, sobre una base de calabacín, va un pochado de verduras y frutos secos (pasas y almendras) cubierto por una suave crema de mayonesa, terminado al horno para que le de a esta última, el punto de dorado y textura, y acompañado todo por una salsa Española. Este plato se puede equiparar en una comida, a lo que un adagio es en una sinfonía. Es armonía, suavidad, presencia de matices. Esto es una maravilla. Merece la pena probarlo. Mejor en uno de los comedores que en la barra, pues como dije, el Bombón como plato lo forman tres piezas y como tapa solo una. Buen provecho.

Estatua mural de M. Delibes
  
     Por cierto, la pitanza tuvo lugar en el Comedor Miguel Delíbes, admirable escritor de la tierra, gran cazador y gastrónomo, un espacio dedicado a su memoria, y lleno de imágenes que nos recuerdan los hechos y la figura del escritor. Doble placer por tanto.
     La Criolla tiene además salas o comedores dedicados a otras insignes personalidades de esta tierra, como Mariemma, Roberto Domínguez,Joaquín Díaz, Lola Herrera o Rosa Chacel, además del dedicado a Miguel Delibes, pudiendo así el cliente disfrutar de una estupenda comida en el espacio de su preferencia.

     La cena se acompañó de un tinto de la Ribera de Duero, Tamaral 2008 Vendimia  Seleccionada, vino con una excelente relación calidad/precio.

La Criolla está en la Calle Calixto Fernández de la Torre 2. Valladolid.
Teléfono: 983 373 822

domingo, 26 de junio de 2011

De tapas por Valladolid. La Tasquita.

La Tasquita. Valladolid.
    Con motivo de la asistencia a la Opera cantada Carmen, no nos resistimos a la posibilidad de volver a la zona de tapas en el entorno de la Plaza Mayor para seguir poniéndonos al día de las novedades habidas tras el último concurso, y también disfrutar de algunas de las tapas de toda la vida. En esta Ocasión, únicamente tuvimos tiempo de acudir a un par de locales. Siempre iniciamos la ruta con las Croquetas del Corcho, como ya es tradición, y de aquí, y dada la proximidad, pues nos dejamos caer por La Tasquita, pues nos enteramos de que fue uno de sus pinchos finalísta en la Edición del presente año. En esta casa tiene fama su bocata de solomillo al roquefort o/y con pimiento, por lo que primero por la tradición y después por la innovación entramos en faena.

Solomillito al Roquefort
     Del solomillito lo que hay que decir es que mo hay carne mas tierna. Cortado muy fino y regado por una suave salsa de un queso fuerte, con la que hay que tener cuidado para no pringarse la camisa o lo que sea (comer echado para adelante, mirando al suelo). Bocado sabroso donde los haya.

Piñata de queso y frutas

     De la Tapa finalista en el Concurso de Tapas de Valladolid 2011, decir que esta consiste en una "Piñata de queso y frutas", en la que cortes de rodajas finas de queso de cabra se alternan con frutas , fresa y kiwi acompañados de sus respectivas mermeladas, con lo que se consigue una sencilla tapa fresca y ligera, que fue muy del agrado del Jurado, así como gusta a su clientela habitual. Enhorabuena por el éxito.

     

miércoles, 22 de junio de 2011

SOBRE LOS CRUCEROS, LAS COMIDAS A BORDO, Y LA GASTRONOMÍA


El mastodóntico Allure of the Seas
    Viajar en un barco es siempre una oportunidad para disfrutar de la vida y de una buena mesa con una variada oferta de cocinas de distinto signo, repartidas por los distintos Restaurantes especializados a bordo, a los que puede acudir el crucerista a las horas de sus comidas y según sus actividades en el barco o fuera de el. Así, por poner un ejemplo útil para aquellos que van a tener su primera experiencia a bordo, deben de saber que para la cena se suelen establecer dos turnos de comedor, un primer turno sobre las 20 horas, y un segundo turno unas dos horas después, y que se alternan con los dos turnos del Espectáculo del día en el Teatro del barco, de tal manera que mientras unos están cenando, otros están disfrutando del Show.

Restaurante Adagio del Allure of the Seas
   
 Generalmente en el primer día de crucero se asignan el turno de cena y el número de mesa y comedor a cada uno de los pasajeros, quedando ambos fijados para el resto de la travesía, de tal manera que, durante todo el viaje siempre nos atenderá el mismo camarero y ayudante de camarero, que serán los que nos proporcionarán todo aquello que necesitemos. También es útil conocer que el chef dispone de Menús especiales para vegetarianos, celíacos, etc., lo que se deberá poner en su conocimiento lo antes posible, al embarque.

    Digamos algo a su vez de los Buffet del barco. Son habituales y están preparados en los diferentes comedores para los desayunos a la mañana. No se diferencian en nada de los que se pueden encontrar en cualquier buen hotel, en los que hay secciones de frutas preparadas, quesos y embutidos, pastelería y panadería, y las elaboraciones calientes, como huevos, salchichas o bacon, revueltos, churros, etc., y frías como sándwiches. En definitiva, que no falta de nada para hacer una primera y copiosa comida para empezar un buen día, y mas si esta tiene lugar en los Buffet preparados en cubierta mientras se observan las maniobras del barco en su aproximación a los muelles de atraque.

Buque Gemini, de Quail Cruises

    Los Buffet de la cubierta, se suelen tener abiertos para los almuerzos, y en algunos casos están cerrados para las cenas durante la navegación.
    En la mayoría de los barcos de tamaño medio, y en todos los grandes suele haber un restaurante abierto a cualquier hora del día. Todos los camarotes de las distintas cubiertas tienen acceso a un servicio de habitaciones disponible las 24 horas del día.

    A este respecto, y a la hora de elegir un crucero, ¿qué debemos de tener en cuenta?

    Pues principalmente que la oferta es muy diferente en función de:
·     El tamaño y la capacidad del barco.
o  Barcos grandes: capacidad por encima de 3000 pasajeros.
o  Barcos de tamaño medio: entre 1000 y 3000.
o  Barcos pequeños: por debajo de 1000 pasajeros.
Comedor principal del Gemini

·     El nivel de servicios y coste del crucero.
o  Nivel popular. Bajo coste del pasaje.
o  Nivel medio.
o  Nivel alto
o  Crucero de lujo
·     El enfoque que le da la Naviera a sus servicios.
o  Cruceros todo incluido.
o  Cruceros temáticos.
o  Barcos free style.
o  Cruceros exclusivos.

    Como se puede apreciar hay donde elegir. Desde el punto de vista gastronómico, que es a lo que estamos, pues la mejor oferta y la mas sofisticada está situada en los barcos mas grandes y en las navieras que ofrecen cruceros de lujo, que no siempre son megabarcos, sino también buques que se parecen mas a un gran yate que a un crucero. En los grandes buques siempre encontraremos restaurantes especializados en cocina italiana u oriental, un grill,  y seguramente habrá la posibilidad de cenar a la carta o los menús degustación elaborados por sus cheff de prestigio a bordo, dentro de lo que es la cocina internacional, o la de autor en algunos casos en los que las navieras contratan a prestigiosos y conocidos cocineros que les asesoran y diseñan las propuestas para los clientes mas exigentes, las cuales pueden acompañar por los vinos del mundo mas exclusivos y de las mejores añadas, que  atesoran y miman su sommeliers en las bodegas del barco.

El Crucero de Lujo Seabourn Pride en puerto

    En los grandes buques, el Allure of the Seas, por ejemplo, que tiene una capacidad para 6300 pasajeros, requieren de un alto nivel de organización por los responsables del barco, así como de cierto grado de disciplina en el pasaje para que todo el mundo pueda acceder cómodamente a una cena. El comedor mas grande de este barco acoge a 2140 comensales en sus tres niveles de sala. Una enormidad de tarea para los camareros y ayudantes de camareros así como Maitres o Jefes de Sala, y no digo nada de los que tienen que preparar los menús para tanta gente en sus grandes y tecnológicas cocinas. Pues a pesar de todo ello, la calidad de lo que se ofrece es mas que aceptable en la mayoría de los barcos. Y de ahí para arriba, cuando además existe la posibilidad de acudir, previa reserva, a almorzar o a cenar  otros tipos de cocina que se preparan en sus restaurantes especializados, como si estuviéramos en cualquier ciudad del mundo.

El Star Princess
    La Naviera Princess Cruises, por poner un ejemplo, en su mas exclusiva Grand Class Cruising, ofrece, bajo el lema lo que quiera, cuando quiera, una amplia gama de opciones tanto en el sistema de comidas a bordo, como en los programas de entretenimiento y en las distintas actividades. Se trata de romper algunas rigideces que se dan en otro tipo de cruceros para que los pasajeros puedan, por ejemplo, elegir dónde comer y cuando, y a qué hora prefieren presenciar un buen espectáculo o cualquiera de las diversas actuaciones que tienen lugar en los distintos locales de la nave, o en qué actividades a bordo quieren participar. La fórmula Grand Class Cruising da gran libertad al pasajero para que en cada momento se encuentre a gusto, haciendo lo que más le apetezca en cada momento. Algo parecido a lo que se propone a los clientes en los barcos Free Style, como los de la Naviera Norwegian Cruise Line (NCL).

El crucero de lujo Silver Spirit, de Silversea.

    En suma, la experiencia gastronómica en un crucero puede ser muy gratificante y divertida con los shows de los camareros, sus juegos con las servilletas, los espectaculares buffets elaborados por cocineros y reposteros en los que se exhiben figuras de todo tipo talladas en las frutas y composiciones en los mostradores hechas con todo tipo de alimentos combinados de modo inimaginable, lo que representa todo un espectáculo visual que solo se puede contemplar en un crucero y que son retratadas miles de veces por el pasaje que una vez que se cansan de mirar y se deciden a usar la cuchara y el tenedor, pues dan buena cuenta de todo ello hasta dejar el buffet como un solar, y es que además todo está increíblemente rico.

Buffet 

    Llegados a este punto, alguien podría preguntar que si en todo asunto siempre existe algún problema, en este caso, ¿dónde está?..., Pues en el comportamiento inadecuado de un número mayor o menor de pasajeros con insuficiente educación, que siempre existen en todos los barcos, y que en una actitud egoísta de yo arreglo lo mío y los demás que arreen, ocupando sitios que no les corresponden, no respetando sus lugares en las colas, que son inherentes a los lugares en los que habita tanta gente, no colaborando con la tripulación en aquello en lo que se les solicita, o mostrando a los demás unos modales mas propios del mal humor originado por el Stress de un atasco de la M-30 que del disfrute de unas vacaciones en un barco de pasajeros, a la hora de efectuar unas reclamaciones que, en muchos de los casos están injustificadas, e incluso obligando a retrasar la salida del barco del puerto por no llegar a tiempo, con las molestias y los costes que esto genera a la naviera, y además eludiendo disculparse por ello.



    Lo viví recientemente en un crucero por el Báltico en que por tonterías en las que además el pasajero o pasajeros demandantes no tenía razón alguna, llamaban por los responsables del barco amenazando a tripulantes con reclamaciones y denuncias a diestro y siniestro y ante todo tipo de instancias, y todo ello adornado por un amplio abanico de improperios e insultos, en algún caso hasta personalizados, que hace que los demás sintiéramos ante el espectáculo vergüenza ajena. Y es que hoy en día, a un barco se puede subir cualquiera que simplemente se lo pueda costear, con lo que nos encontraremos a bordo de todo. Sin mas. Estos comportamientos son mas habituales en los cruceros de bajo coste y en los de todo incluido. Se puede concretar este apartado afirmando, en términos generales por supuesto, que si hay una relación directa entre el tipo de barco y nivel de coste del crucero, y la calidad de su pasaje. Y es que todo hay que tenerlo en cuenta a la hora de la elección.
Buffet de un barco de la Naviera Pullmantur
    Resumiendo, es muy recomendable la experiencia vacacional del crucero. Durante estos, el pasajero solo debe de preocuparse de disfrutar y de decidir como hacerlo. Del resto se encargan los cientos de tripulantes de estos barcos que se desviven por colmarnos de atenciones en todo momento, en jornadas interminables y agotadoras para estos trabajadores que bien se merecen nuestro agradecimiento, mejor si este va acompañado de una buena propina. Y si no, cuando viajen en uno de estos barcos, obsérvenlos y ya me dirán.

lunes, 20 de junio de 2011

Un Restaurante: Latajacy Holender (Gdansk.Polonia). Un plato: Pierogi.

Gdansk (Polonia). La Calle Larga (Dlugi Targ)

     La Calle Larga de Gdansk es es una calle peatonal que constituye el Centro neurálgico de su Ciudad Vieja.

    A un lado y al otro, se pueden contemplar las maravillosas fachadas decoradas de sus casas, lo que nos hace ver su pasado poderío, fruto de su capacidad comercial por su situación estratégica en el Mar Báltico, pues por aquí pasaban la madera, los minerales, y sobre todo, el Oro del Báltico: el Ambar, que aquí era trabajado por sus artesanos que convertían este material en Joyas de todo tipo muy apreciadas en todo el mundo, pero sobre todo en la Rusia de los Zares. También con el ámbar preparaban brebajes para tomar, pues se dice que tiene propiedades curativas para diversas enfermedades.

     En los Comercios de esta calle se pueden contemplar estas maravillas, así como otras artesanías de la zona, como las piezas y vajillas de Cristal de Bohemia.

    También está jalonada la preciosa y bulliciosa calle de terrazas de Bares y Restaurantes en los que se puede degustar la cerveza y la cocina típica de la zona. Y es un uno de estos locales, en los que aconsejados por la Guía, acudimos a degustar uno de los platos típicos de esta tierra, y que no es otro que Los Pierogui.

Pierogui
    Los Pierogui son como unas empanadillas hechas de pasta, que se rellenan con diversos ingredientes, queso, puré de patatas, verduras, carne, huevo duro, etc., que se fríen y se doran por ambos lados. En nuestro caso se acompañaron con una salsa de setas muy rica y unos adornos vegetales y fueron presentadas en la sartén en la que se hicieron.

    Este plato que es típico de esta tierra, como digo, y se puede encontrar también en Rusia y otros países del Centro de Europa, pues se supone que por su similitud con los Jiaozi, procedentes de la cocina china, estos llegaron a Europa desde el Este con las invasiones tártaras.


     Los Pierogui degustados en este caso, estaban rellenos de una combinación de quesos, y junto con sus acompañamientos componían un sabroso, nutritivo y saciante plato. Se acompañó de una cerveza elaborada por un cervecero local, la Zywiec. Suave, fresca y ligera.

El Restaurante Latajacy Holender está en Dlugi Targ 33/34. Gdansk. Polonia

Diccionario de los términos de la cata