miércoles, 14 de septiembre de 2011

Restaurante Duque de Caminha. Caminha. Portugal

     Nos vamos a Portugal a pasar el día, visitando en Mercado de Sábado de Vilanova de Cerveira, con intención de acercarnos hacia el mediodía para comer en EL Restaurante Duque de Caminha, que habíamos visto en ocasión anterior, pero sin que pudiéramos entrar, pues estaba cerrado, por lo que lo dejamos para una próxima ocasión, que es la que ahora relatamos.

Interior del Establecimiento
     Se encuentra este Restaurante muy cerca de la muralla de los restos de la antigua fortaleza y de la Iglesia próxima a la misma. Es pequeño, con las mesas muy próximas las unas a las otras, decorado de un modo rústico, y con las botellas de vino depositadas en el suelo próximo a la barra. La cocina que oferta es la típica de Portugal, con el fuerte en el bacalao.

El aperitivo
     Nos pone en la mesa un aperitivo, que no se solicita pero se puede rechazar para que no vaya a parar a la factura. Mientras tanto, se toma nota de lo que se va a comer y de la bebida. En este aspecto, el propietario, que es quien nos atiende, mas que asesorarnos, intenta que le aceptemos ciertos platos; tras un tira y afloja cerramos el tema de lo que vamos a comer. Mas dura se puso la cosa con lo que debíamos beber, pues nos hizo varias recomendaciones, con un amplio abanico de precios, desde la abundante oferta que tenía la carta de vinos de esta casa. Dado nuestro desconocimiento, nos abrió dos botellas para que probáramos el vino, nos gustó uno mas que otro, pero al final dejó encima de la mesa los dos. Ambos terminaron en la factura.

     Empezamos por unas Ameixoas Babosas a Nossa Moda de las que no tengo imagen, que se empeño en que probáramos, pues decía que eran tan buenas como las de Carril, y que estaban preparadas con una salsa de fuerte sabor, como si fueran a la marinera, pero condimentadas en exceso y además picantes. Un suspenso.

O Bacalhao a o Forno
     O Bacalhao a o Forno que siguió, prometía por la pinta de entrada, pero al final el gozo en un pozo. Los trozos gruesos de bacalao mal desalados, si bien con buen punto de horno, estropearon el plato desluciendo a los demás ingredientes. Un suspenso.

Lombo de Porco Ibérico a Bordelesa
     EL plato de carne consistió en unos trozos de Solomillo con su guarnición de patatas y ensalada, que no tenía otro particular. Un aprobado.

Tarta de Manzana
Pudding de Canela
     Dos postres pedimos para compartir. El de la derecha es un Pudding de Canela. La Tarta de Manzana izquierda consiste en unos trozos de manzana caramelizada con acompañamiento de helado de vainilla y nata. Un aprobado.


   
     Los dos vinos que se nos recomendó, fueron: para el comienzo un Tinto Quinta das Tecedeiras Reserva 2007 de la D.O. Douro, un vino rojo rubí con intenso aroma a frutos rojos y mora y vainilla, suave y elegante en boca con taninos redondos.
     El segundo vino acompañó a la carne, y era un Tinto de Bodegas Esporao Reserva de 2008, de la D.O. Alentejo, hecho con Cavernet Sauvignon, Aragonéz y Trincadeira. Vino rojo oscuro, brillante. balsámico y con aromas de frutas en compota. Potente en boca, pero con taninos maduros. Aromas de café torrefacto.

Calificaciones:
Atención: Excesiva
Ambiente: Tranquilo
Decoración: Rústica.
Servicios: Regular.
Relación Calidad/Precio: Regular.

El Restaurante Duque de Caminha está en la Rúa Ricardo Joaquim de Sousa 111/113. Caminha.
Teléfono de reservas:  258 722 046
Web: http://www.nortept.com/duquedecaminha/

Diccionario de los términos de la cata