domingo, 6 de marzo de 2011

Restaurante El Faro (Los Cristianos, Tenerife)

Restaurante El Faro. Los Cristianos, Tenerife.
En la Avenida Litoral, próximo al Palacio de Congresos y en el Parque Santiago V se encuentra el Restaurante objeto de nuestra atención. Es una casa en la que predomina la Cocina Mediterranea a base de materias primas de primera calidad.


El restaurante dispone de una amplia terraza además de los comedores interiores y de una zona Chill Out, bien para la espera, o mejor para la sobremesa, dotada de cómodos sofas y ambientada con música tranquila.

Nuestro menú se compuso de:


Unos Cogollos de Tudela con Salmón y Anchoas de Santoña.


Sama (pescado Canario) gratinada, con mayonesa al Mojo Rojo y verduritas cocidas y al dente. Pescado de sabor suave y de textura blanda



Filete de Cherne (otro pescado frecuente por estas tierras) a la Bilbaína, también acompañado de verduritas al dente. Este pescado sin embargo era de consistencia mas dura, a la manera de un pescado de roca,  y de sabor mas intenso que nos gusto mas que la Sama, si bien tanto el primero como el segundo estaban en su justo punto.
Preparando la Crepe Suzette
Para los postres Jesús, el Jefe de Sala, nos preparó unas exquisitas Crepes Suzette con gran artificio de fuegos, como se puede ver en la foto de la izquierda y con el resultado de un plato goloso, que para un goloso redomado como yo, valga la redundancia, resultó escaso, Pues yo me habría podido comer un par de ellas mas.
Crepe Suzette
Para acompañar la cena elegimos un Tinto de Rioja, El Puntido 2005 de Viñedos de Paganos. Color rojo picora con buena capa. Aromas de frutas maduras. Vino vigoroso que conviene oxigenar bien previamente antes de beberlo pero con buen paso por boca. Es un vino balsámico con taninos bien integrados y con un final persistente.  Un vino mejor para carnes que para pescados, pero bueno a fin de cuentas un capricho.


Por cierto, para abrir este vino se utilizó un artilugio que no conocía pero que resultó muy útil para la ocasión, pues evitó una larga espera para que el vino estuviese en plenas condiciones para su degustación.
El truco de este aparato consiste en hacer pasar el vino, el cual se echa por el embudo superior, por un estrecho cuello de botella al que se le han practicado cuatro finos agujeros para la entrada de aire que succiona el vino a su paso y que se mezcla con este oxigenándolo (en física se denomina Efecto Venturi). El resultado final es el lograr que un vino recién abierto que necesita que se abra durante un buen rato de espera, se pueda beber al momento con el consiguiente ahorro de tiempo. Un gran y útil invento.

El restaurante el Faro se encuentra en el Parque Santiago V. Avda. Litoral. Los Cristianos. Tenerife.
Telefono de reservas: 922 753 827

Diccionario de los términos de la cata