sábado, 25 de septiembre de 2010

Visitamos el Restaurante Gourmet, en Villagarcía de Arosa.

    Hoy le toca el turno a el Restaurante Gourmet, del que unos amigos me habían hablado y recomendado la visita, dado el carácter de sus propuestas con un aire diferente para lo que se lleva por esta zona.
   El local, que también es vinoteca, es de moderna decoración y bien iluminado. La carta combina platos tradicionales con algunos originales. En el presente caso elegimos para la ocasión:



    De entrada, unas vieiras de Ons sobre crema emulsionada, plato con una buena presentación, pero  con una crema en exceso salada, lo que tapaba el delicado sabor del molusco.








    Seguidamente nos presentan un segundo entrante que consistía en Trozos de atún al estilo Gourmet,  es decir, tres triangulos de atún a la plancha y en su punto justo acompañados de una salsa de fruta caramelizada con almendra picada. Excelente.
     Tras el atún, y haciendo las veces de segundo plato, degustamos unas carilleras de ternera con su guarnición que también estabas tiernas y sabrosas.



   El postre consistió en un esponjoso de chocolate acompañado de nata, en el cual fallaba la textura del primero, que de esponjoso no tenia nada, por lo que quedó en una elaboración mas pesada de lo que se le suponía en un principio.

    Por lo demás, buena carta de vinos con predominio regional sobre los nacionales, en la que aparecen algunos tintos interesantes.
    Probamos por recomendación del propietario, un Liberalia 5, cosecha de 2004, un tinto de Toro potente, carnoso y sabroso que nos gustó mucho. Acertada recomendación entonces.
     En definitiva, luces y sombras conviven en esta casa, pero ofrecen una carta conteniendo alguna elaboración algo mas atrevida que lo que se lleva en la zona.
     Un poco menos de dirigismo por quien atiende a la mesa a la hora de acordar la comanda, sería de agradecer.

Dirección: C/ López Ballesteros 40. Frente a Estación de autobuses.
Vilagarcía de Arosa. Pontevedra
Teléfono: 986 505 598.

viernes, 10 de septiembre de 2010

Visitamos el Restaurante Acio, en Santiago de Compostela.

    Acio es un pequeño Restaurante cercano a la catedral, que dispone únicamente de 6 mesas en el comedor, por lo que es imprescindible reservar previamente. Ofrece su chef Yago Castrillón una cocina de mercado y de autor no muy extensa, pero con propuestas muy interesantes, además de un menú degustación por 38 € formado por un aperitivo, cuatro platos y dos postres.
    Nosotros nos decantamos por compartir entre cuatro personas el aperitivo, tres primeros, tres segundos y dos postres a ración completa todo ello.


    Empezamos la pitanza por los tres primeros:
    "Ensalada de jurel escabechado y lechugas de nuestra huerta". Fresco y vistoso plato.


    " Carpaccio de aguacate con buey de mar, helado de albahaca y brotes". Espectacular preparación. La combinación del aguacate y el helado de albahaca con el resto de ingredientes es sencillamente genial.







"Micuit de Foié con texturas de la manzana Granny Smith y pan tostado de frutos secos". Buena ración y correcta preparación.
Tras el foié, nos vamos a los segundos, comenzando por:




    "Salmonetes con ñoquis de aceituna de Calamata y pesto de tomate seco y albahaca". El plato mas exquisito y mas logrado de toda la pitanza. Perfecto y en su punto el salmonete; de excelente elaboración los ñoquis. La combinación de estos con el pesto de tomate, queda guardada en la memoria.



    "Ventresca de atún rojo de la Almadraba con su ensalada y jugo".
Vistosa y gustosa preparación. En el punto el atún. El caldo de atún preparado para acompañar al plato es un excelente compañero de este.







    "Cierra esta tanda un "Cabrito lechal con cus-cus al curry, cereales y orejones", en el punto de asado la carne, y correcta la elaboración del plato.







    Cerramos la comida con dos postres que nos ofrece la casa: Un primero llamado "El Jardín", y un segundo denominado "Inspiración Queimada", mas sofisticado y rico el segundo (abajo).



    Un comentario final sobre la carta de vinos de esta casa, en la cual están presentes una amplia representación de vinos gallegos. De los nacionales, la mayor parte de las denominaciones de origen. De los internacionales, hay caldos de procedencia francesa y alemana, blancos y tintos. También de vinos de postre nacionales y foráneos, con una selección muy cuidada de los mismos, y presentados de manera muy elegante, acompañado cada referencia de una breve y orientativa reseña.
    Nos decantamos por un blanco Dönnhoff Riesling Trocken 2008, un vino muy especial, a la nariz de un olor intenso y penetrante, y al paladar con un contrapunto entre el toque dulce y la punta de acidez, bajo los que se percibe el gusto a fruta (manzana y melocotón). Continuamos con un Goliardo Caíño 2008, vino de Bodegas Forjas do Salnés, por tanto de la zona de Rías Baixas, vino elaborado bajo la mirada de Raul Perez. A la nariz ofrece aromas frutales intensos. En boca de nuevo estamos ante un vino con notas minerales, una acidez de agradable presencia y de paso largo en boca. Otra vez estamos ante la presencia de un "excelente tinto de la tierra". Habrá que seguir las sucesivas añadas de esta bodega que promete, y mas si continúan las aportaciones de este excelente enólogo.
    Un agradecimiento final para Eva, excelente profesional que nos atendió en la sala de maravilla a pesar de la tardía hora de llegada y sobre todo, de la mas tardía aún hora en que hicimos mutis por la puerta de salida.

Se encuentra en la Rúa Galeras 28. Santiago de Compostela
Cierra el martes a la noche y el domingo todo el día.

Su teléfono es 981 577 003
e-mail: acio@acio.es

Hoy comemos en Culler de Pau en O Grove

    Es este un pequeño, moderno y acogedor restaurante de reciente apertura, en el que su propietario y chef Javier Olleros, cocinero que pertenece al Grupo Nove, nos ofrece el fruto de su aprendizaje en su recorrido por algunos de los mejores restaurantes del país (http://www.nove.biz/ga/culler-de-pau/chef), y de su buen hacer. Comedor pequeño (imprescindible reservar) y muy luminoso, gracias al enorme ventanal desde el que se divisa una vista impresionante sobre la margen norte de la Ría de Arosa. El tipo de cocina es de autor y de mercado. Nos ofrece una carta con un menú degustación (40 €), o la posibilidad de elegir entre 7 entrantes, 3 platos de pescado, dos de carne y tres postres. Una carta de vinos no muy extensa, pero con una buena representación de vinos gallegos, algunos nacionales de las principales denominaciones de origen y algún extranjero. La materia prima sobre la que trabaja es de primerísima calidad, y el mimo con que prepara y presenta sus platos lo sitúa en un nivel muy alto, y no ha hecho mas que empezar, por lo que hay que seguirle.  
    Nos decantamos por el menú degustación que constaba de:
    "Sardiña e xurel curados con tomate, pesto de herbas frescas e pepino", excelente y equilibrada combinación en la que nada se escondia o tapaba al paladar al resto de los ingredientes. Buen comienzo.
    Continuamos con "Navallas con cítricos y emulsión de yogurt". Aquí domina y mucho el molusco dejando al resto en un segundo plano y muy tenue la presencia de la espuma.
    Seguimos con un "Bonito de Burela co seu caldo afumado e vinagreta de sésamo". Espléndido. El bonito en el punto de plancha. Jugoso. El caldo muy logrado, con el punto de sabor de la soja añadida.
    Por detrás viene el plato de carne que consistió en "Pluma ibérica con polenta de millo, picota y espinaca". Tierna la carne y en el punto, si bien quizás para mi gusto, mejor un poco menos pasada.
    Aquí ya llegamos a los postres, que nos ofrecen dos.
    El primero es una "Sopa de limón con melón, melocotón e xeado de limón. Correcto.
    El segundo es una " Torrada da Avóa caramelizada, café, leite e cacáo". Para un goloso como yo, este postre es para disfrutar y repetir si se pudiera. Preparación perfecta y exquisita. 
    Acompañamos este  exquisito menú de un tinto VX 5 Cuveé Caco 2006, de Bodegas Coto de Gomaríz, vino de rara presencia en las cartas de los restaurantes, y toda una suerte el haber tenido la oportunidad de probarlo. De nariz intensa, y de gusto mineral (pizarra?), de intensidad media, bien estructurado y de largo paso en boca. En una prueba a ciegas, pasaría en muchos casos por un Ribera del Duero, y sin embargo se trata de de un vino gallego, Orensano por mas señas, y procedente de uvas de las variedades Sousón y Caíño. Una elección recomendadísima, si como en el presente caso se dispone de la oportunidad.


El Restaurante se ubica en C/Reboredo 73. O Grove. Pontevedra
Reservas en el teléfono 986 732 275. E-mail: reservas@cullerdepau.com
Cierra los lunes a la noche y los martes todo el día, excepto en Julio y Agosto que solo cierra los martes.
    

Diccionario de los términos de la cata