domingo, 6 de junio de 2010

Visitamos El Restaurante Allo e Aceite, de Pontevedra.

    Tenía ganas de ver las nuevas instalaciones de Allo e Aceite en su nueva ubicación en Pontevedra, en un céntrico local muy próximo a La Alameda, luminoso,cómodo para el cliente, y decorado en un estilo modernista, si bien se escucha en la sala el ruido producido en la cocina, al no haber entre ellas ninguna separación acústica. El traslado de esta casa de Marín a Pontevedra, tiene una parte buena y otra no tan buena. La buena es el acercamiento a una clientela que en buena parte provenía de la Capital de la Provincia, y que ahora ya no tiene que recorrer la distancia que la separaba de Marín, lo que hará que frecuenten más este local. La menos buena es que, como consecuencia de una mayor actividad en el nuevo restaurante por el incremento en el número de comidas a servir en cada jornada, pues retiran de la carta el Menú Degustación, lo cual es una pena, pues la creatividad de Pablo Romero mostrada en sus propuestas, ya no llegarán a los clientes del local, salvo en algunos platos de la carta. Esperemos que mas pronto que tarde reconsidere esta decisión, pues hay en este profesional mucha imaginación y mucho cocinero.
    Y ya hablando de la carta, esta no es muy extensa, pero en ella encontramos propuestas interesantes.


    De aperitivo, un paté de mejillones acompañado de grissini, suave, cremoso y sabroso.


    De entrantes, unas verduras a la brasa con Romescu, Vieira al Ajo Blanco.


Unas excelentes e increibles pero ciertas croquetas de chocos en su tinta, en las que resalta la textura logradísima del relleno de chocos como si de una suave bechamel se tratara, presentadas como bolas perfectamente redondas y de buen tamaño, me imagino que difíciles de elaborar.

    Como platos principales, lomo de rape con calamares salteados para mi acompañante y un lomo de buey en salsa de queso San Simón para mí, ambos muy logrados y de nuevo en ración generosa.

 
  Un postre de crema de queso con helado de manzana asada cierra la pitanza.



    Una amplia carta con una buena representación de vinos gallegos, nacionales con presencia de las mas conocidas denominaciones, algún blanco alemán y algún tinto francés, conforman la oferta de la bodega a un precio correcto.

    En resumen: en Allo e Aceite encontraremos un comodo Restaurante con una carta que contiene platos de elaboración cuidada y original, con unas raciones que son mas que suficientes a un precio moderado ( 35 euros por persona sin vino) y con una atención exccelente.

Dirección: Rúa Nova de Arriba 7. Pontevedra.
Reservas: 886 203 587
E-Mail: alloeaceite@gmail.com
Cierra domingo noche y lunes todo el día.

Diccionario de los términos de la cata