martes, 18 de mayo de 2010

Picos de Europa. Comer en Bulnes.

a

Desde Arenas de Cabrales, subiendo paralela al cauce del Río Cares, va la carretera que nos lleva hasta Poncebos, desde donde se coge el Funicular que nos eleva hasta la aldea de Bulnes. Por un sendero se accede tras 10 minutos de caminata hasta un punto desde donde se puede contemplar, si el tiempo lo permite, la majestuosidad del Picu Urriellu, también conocido como El Naranjo de Bulnes. Todo el entorno es una maravilla e invita al paseo. Hay desde el pueblo varias sendas que nos llevan hasta lugares de impresionante belleza. Todo esto no hace mas que abrirnos el apetito, y no faltan en el pueblu casas de comida en las que nos ofrecerán lo típico de la zona.
Nosotros elegimos el Bar Bulnes; y sin menoscabo de los demás, en nuestro caso, dadas las atenciones recibidas y lo que nos ofrecieron, pues creo que habiamos acertado en la elección. De primero elegimos unas cebollas rellenas, unas de bonito y otras de carne adobada. Las primeras muy suaves, las segundas el pimentón del adobo les daba un ligero picor, pero en ambos casos deliciosas. De segundo nos ofrecieron un pote asturianu, y en este caso, y el día invitaba a ello, pues estaba frío y gris, nos entró estupendamente, no solo porque estaba en su punto de pleno sabor, sino por la textura que le da el paso del tiempo, pues como mínimo uno o dos dias ya llevaba hecho. Una suave y cremosa tarta de quesu y los cafés pusieron punto final a esta comida, y a seguir disfrutando de la tarde y del paisaje hermoso de la zona. Es por tanto muy recomendable para comer, pero es conveniente reservar una vez que ya se tiene plaza asegurada en el funicular.
Bar Casa Bulnes. Tel:985 845 934

Diccionario de los términos de la cata